DESCUBRE INDASEC DISCREET® Y QUE NADA TE DETENGA

DESCUBRE INDASEC DISCREET® Y QUE NADA TE DETENGA

Las perdidas de orina llegan de manera inesperada. Puedes notar los primeros síntomas un día cualquiera mientras realizas alguna actividad física o, simplemente, disfrutas de un café en compañía de tus amigas.

Las nuevas Indasec Discreet® están diseñadas pensando en ti. En esas mujeres como tú que sufren pérdidas de orinas leves y ocasionales que no están dispuestas a perderse ningún viaje, la clase de baile de los jueves o las maratones con el grupo de running.

En definitiva, mujeres reales. Mujeres a las que nada les frena y que buscan sentirse DISCRETAS, CÓMODAS y SEGURAS todo el tiempo.

¿La solución? Se presenta en tres formas diferentes: Indasec MINI , Indasec MICROPLUS e Indasec MICRO.Estas tres absorciones ofrecen una mayor discreción, manteniendo la comodidad y seguridad que necesitas. ¿Quieres saber cuáles son sus características principales?

¡Rápida absorción!

La sensación de humedad que provoca la incontinencia urinaria puede generar cierta incomodidad. Nuestras compresas absorben en segundos para reducir la sensación de humedad.

Comodidad las 24h del día.

Los hilos elásticos que incorporan las nuevas Indasec Discreet® ofrecen una mayor adaptación al cuerpo para que te sientas cómoda y protegida. Seguro que nunca imaginaste que “no sentir nada” te resultaría tan placentero.

¡Bye Bye olores!

Indasec Discreet® incorpora la tecnología GelBlock® que ayuda a neutralizar el olor gracias a sus partículas superabsorbentes.

Piel suave y protegida.

Las irritaciones pueden ser un problema común. Las nuevas Indasec Discreet® ayudan a proteger tu piel y mantenerla hidratada gracias a sus nuevas Dermobandas™, que contienen una crema protectora con ingredientes naturales, aloe vera y libre de perfumes.

Siguen el ritmo del cuerpo.

Mientras practicas deporte, cuando vas a la compra… ¿Notas como la compresa se mueve contigo? Las nuevas Indasec Discreet® se adaptan a la forma de tu cuerpo y a tus movimientos mejorando la experiencia.

La vida está para vivirla sin limitaciones. Prueba ahora las nuevas compresas Indasec Discreet® y no dejes que nada te detenga.

¿Importa lo que como si tengo incontinencia?

¿Importa lo que como si tengo incontinencia?

Aunque el cuerpo de cada mujer es literalmente, UN MUNDO, lo que se sabe es que hay alimentos que pueden aumentar el riesgo de problemas de incontinencia urinaria femenina. Cuidar la alimentación puede ser tu aliado a la hora de reducir los efectos.

Prevenir, mejor que curar

El archiconocido desayuno continental: un café con leche y unas tostadas con mantequilla y mermelada no es el desayuno perfecto para una mujer que sufre problemas de control urinario, ya que alimentos como la cafeína y los azúcares simples pueden agravar los síntomas.

Claro que éste es solo una recomendación y que por tomarlos de vez en cuando, no estamos haciendo nada mal. Sencillamente, se trata de seguir ciertos hábitos alimenticios y pautas que nos ayuden a mejorar la incontinencia urinaria.

Entre las principales recomendaciones propuestas por los expertos destacan las siguientes:

1.- Reducir el consumo de azúcar que no se ve.

A todas nos pasa que en algún momento del día nos entran ganas de picar algo dulce: un trozo de chocolate, una galleta… aquí el azúcar es fácil de detectar, pero saca tu “lupa” de azúcares, estos no solo están presente en ese tipo de alimentos, sino también en otros como la fruta, el arroz y las harinas refinadas.

Encontrar el equilibrio y reducir, en la mayor medida de lo posible, el consumo de estos alimentos es la clave para seguir disfrutando de pequeños caprichos.

2.- Ponerse a dieta no es la solución.

Un estudio desarrollado por New England Research Institutes confirma que las mujeres que ingieren grasas saturadas tienen mayor riesgo de sufrir problemas de incontinencia urinaria.

La buena noticia es que esto no implica que tengamos que ponernos a dieta.  El truco está en sustituir el consumo de grasas saturadas por otras de origen vegetal.

3.- La fibra es un ‘must’.

Tomando la cantidad correcta de fibra diaria no solo conseguiremos mejorar el estreñimiento, sino también la incontinencia urinaria. Los cereales, las espinacas, las acelgas y las legumbres son algunos de los alimentos ricos en fibra que pueden ayudar a prevenir la incontinencia.

4.- No se trata de pasar hambre.

Evitar comidas copiosas no es sinónimo de pasar hambre. Sigamos disfrutando de las reuniones en familia, de las cenas con amigos, del placer de probar comidas nuevas cuando estamos de vacaciones…

El secreto, una vez más, es en encontrar el equilibrio reduciendo las cantidades y el consumo de alimentos ricos en agua y otros minerales.

5.- Una “inyección” de vitaminas diaria.

Las Vitaminas C, E y B6 pueden ayudar a reducir las pérdidas leves si se consumen en las dosis adecuadas. Por eso, las fresas, las naranjas, los frutos rojos, los aguacates y los frutos secos, ¡no pueden faltar!

Aplica estas sencillas recomendaciones y enriquece tu dieta con alimentos saludables que contribuyen a frenar la incontinencia urinaria femenina. ¡No permitas que nada frene tu rutina!

¿Qué relación hay entre la incontinencia y la salud mental?

¿Qué relación hay entre la incontinencia y la salud mental?

Varios estudios demuestran que las mujeres con incontinencia pueden ver afectada su salud mental debido al impacto que tiene en sus vidas esta afección. La relación incontinencia y salud mental es más común de lo que parece, pero por ser un tema delicado no se trata lo suficiente o se piensa que son independientes. Si nos fijamos en ciertas señales podríamos darnos cuenta de que muchas veces ambas están interconectadas.

Desde el momento en que la persona se ve afectada o se le diagnostica incontinencia se pueden desencadenar una serie de emociones o sentimientos que si no sabemos gestionar pueden repercutir en la salud mental y/o en la calidad de vida.

Según estos estudios el 30% de las mujeres con incontinencia podrían sufrir algún tipo de depresión. Por lo que, sí hay una relación, ya que las mujeres con pérdidas tienen 3 veces más de probabilidad que la población en general. También se reflejó en los estudios que estas mujeres tienen una concepción negativa sobre su incontinencia, se les hace más difícil concentrarse, sienten más culpa y tienen un menor nivel de autoestima que las mujeres que no tienen incontinencia.

Puede impactar a muchos diferentes niveles y no en todos los casos tiene que presentarse de la misma manera, ni todos a la vez. Algunos de los territorios más importantes donde se pueden notar cambios son.

  • Emocional y social.
  • Relacional, amoroso y/o sexual.
  • Ocio y tiempo libre.
  • Laboral.
  • Estigmatización.
  • Descanso y sueño.

Los diferentes niveles afectados por la incontinencia nos pueden dejar ver algunas señales o banderas rojas para tener en cuenta. Atentas a:

  • Cambios de ánimo como irritabilidad, frustración, inestabilidad emocional y tristeza excesiva.
  • No querer salir o socializar, cambios en la alimentación como comer más o dejar de comer, cambios en la higiene, etc.
  • No tener ganas de hacer nada y, por ello, pasar muchas horas en la cama y/o en el sofá.

En el proceso de aceptación es normal tener altibajos en los que nos sintamos frustradas o más tristes de lo normal, pero hay que intentar seguir con nuestra vida haciendo lo que nos gusta, desarrollándonos y aprendiendo, incluso sintiéndonos útiles.

Es importante romper tabús y hablarlo con nuestro médico para buscar soluciones o mejorar con el tratamiento más adecuado. Si no conseguimos adaptarnos o continuar con nuestra vida con la mayor normalidad posible podría ser buena idea buscar ayuda de un profesional también a nivel psicológico.

Es necesario tener paciencia, tomarnos nuestro tiempo para adaptarnos y aceptar los cambios que conlleva tener incontinencia urinaria. Es una aceptación desde la calma y la tranquilidad, intentar normalizarlo sin renunciar a nuestra vida. A veces nos sentiremos como las únicas afectadas, pero nada más lejos de la realidad, solo en nuestro país afecta a más de seis millones de personas. Es verdad que para cada persona supondrá cambios diferentes, pero no estamos solas.

Habla con tus amigas, con tu familia o con quién estés más cómoda, ten muy presente tu vida social y autocuidado y, por supuesto, consulta siempre las dudas o recomendaciones con tu médico. La vida está para vivirla a tope y esta etapa solo es una más en la que poder disfrutar, a tu manera, de tener más libertad que nunca.

Guía para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida

Guía para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida

El verano suele ser una época en la que al tener incontinencia podemos estar más sensibles o que nos sea más difícil conciliar las pérdidas con las características de esta estación.

Normalmente en estos meses la mayoría de nosotras cambiamos nuestras rutinas y nuestros hábitos alimenticios. También varían los horarios y pasamos más tiempo fuera de casa. Todo esto sumado a las altas temperaturas puede ser una combinación que afecte a la dinámica de nuestro día.

El calor, el sol, las duchas frías, las bebidas heladas, el aire acondicionado, las ensaladas, la sandía, los cambios térmicos, el mar, las piscinas… son elementos muy veraniegos que pueden afectar a las pérdidas de orina.
 

Guía Indasec para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida:

 
1.- Mantente hidratada.
Cuando hace más calor, perdemos líquidos también a través del sudor por lo que debemos beber el agua suficiente y no dejar de hacerlo por evitar tener pérdidas. También es aconsejable evitar las bebidas irritantes de la vejiga, como el café o las gaseosas.

2.- Cuidado con la humedad.
En esta época de agradables baños en piscinas y mar, ponle un extra de cuidado a la higiene íntima para evitar las infecciones de orina.

3.- Usa ropa suelta.
Los tejidos ligeros como el lino o el algodón, no ceñidos, te aportarán un extra de protección hacia posibles problemas en la piel e infecciones urinarias.

4.- Sigue cuidando tu dieta.
Continuar llevando una dieta saludable y equilibrada, impedirá que aumentemos de peso, y este es un factor de riesgo para la incontinencia. Nos interesan las comidas ligeras en las que haya frutas y verduras variadas, por su contenido en fibra. Los frutos rojos pueden ayudarte a prevenir las infecciones de orina. Evita la comida picante y las frutas o bebidas diuréticas como la sandía o el melóns.

5.- Muévete más.
Disfruta de pasear por la playa, el campo o la ciudad. También podemos aprovechar el tiempo libre para hacer algún ejercicio evitando los de alto impacto o los abdominales. Incluso puede ser una oportunidad para comenzar o retomar nuestra rutina de ejercicios de Kegel. Así mantendremos nuestro suelo pélvico más sano.

6.- Usa el absorbente adecuado.
Usar compresas especialmente diseñadas para la incontinencia te garantizará una buena absorción, transpiración y discreción para que estés cómoda. Sal siempre de casa preparada con tus Indasec® de la absorción adecuada para ti y tu estilo de vida. Y recuerda llevar alguna extra en el bolso por si la diversión se alarga.

 

Tratando de evitar estas situaciones podremos ser más eficaces a la hora de mantener las pérdidas de orina bajo control, también en verano.

Olvídate de tabús que restan y disfruta del verano sin complejos.

Sigue informada de los temas que más te interesan en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¿Qué puede provocar menopausia precoz?

¿Qué puede provocar menopausia precoz?

Por fin sin la regla, pero…¿No es un poco pronto?

La menopausia que se produce antes de los 40 años se denomina menopausia prematura. La menopausia que se produce entre los 40 y los 45 años se denomina menopausia precoz. En cualquier caso, se trata de la desaparición de la menstruación un poco antes de lo habitual, ya que suele suceder entre los 45 y 55, siendo los 51 años la edad promedio en España. Se produce una disminución de la cifra de estrógenos y desaparece la regla. La menopausia precoz o prematura puede suceder sin ninguna razón clara, o puede producirse como resultado de ciertos aceleradores. Un 6% de las mujeres atraviesan la menopausia antes de lo usual y entre las principales causas suelen estar:

    • La herencia genética
      En muchos casos es difícil saber qué ha provocado la menopausia precoz y a veces, ocurre sin una causa justificada. Sin embargo, los antecedentes familiares influyen. Entre un 5 y un 30% de mujeres con menopausia precoz tienen un antecedente familiar con el mismo problema.
    • Cáncer o cirugías ováricas previas
      La menopausia precoz puede deberse al tratamiento con radioterapia o quimioterapia. La extirpación de los ovarios pueden ser la causa de que se acelere la llegada de la menopausia. Y en el caso de la cirugía para extirpar el útero puede finalizar la menstruación, pero no causar menopausia porque los ovarios sigan produciendo hormonas.
    • Consumo de determinados fármacos
      También puede anticiparse la menopausia por el consumo de determinados fármacos con los que estemos tratando otras enfermedades y contengan grandes dosis de hormonas.
    • Desequilibrio de vitamina D
      La relación de la vitamina D con la menopausia tiene su núcleo en el déficit de estrógenos y los desajustes hormonales que provoca. Tener niveles correctos de vitamina D puede ayudar a evitar que se adelanten desequilibrios hormonales. Es recomendable exponerse durante 10 o 15 minutos al día sin protección solar, aunque nunca durante las horas centrales del día y protegiendo el rostro.
    • Tabaco
      Las mujeres que fuman pueden llegar a la menopausia hasta dos años antes que las que no fuman y suelen sentir más sus síntomas.
    • Alcohol
      Conviene reducir el consumo de bebidas alcohólicas y no tomar más de 2 cafés al día, ya que ambos pueden provocar una menopausia más temprana.
    • Estrés
      Mujeres con niveles altos de estrés tienen un 80% más riesgo de tener la menopausia precoz. Además, intensifica los síntomas propios de esta etapa.
      Practicar yoga, meditación, realizar alguna actividad que te guste, el contacto con la naturaleza o quedar con amigos nos pueden ayudar a relajarnos. También, algunas infusiones como la melisa y la valeriana nos ayudan a disminuir el estrés y encontrar un descanso reparador.

La menopausia precoz es algo que no se puede prevenir y no podemos cambiar nuestra carga genética. Pero conocer algunas de sus causas nos prepara y podemos hacer ajustes con tiempo en lo que otros factores externos se refiere.

En el caso de ser diagnosticada de menopausia precoz es importante intentar gestionarlo de la manera más normal posible, entendiendo que es algo natural que ha llegado un poco antes. Buscar apoyo en otras mujeres que viven la misma situación y compartir experiencias puede ayudar mucho.

Además, como siempre, en Indasec® os recomendamos llevar una vida equilibrada con una dieta sana, practicar deporte, evitando el tabaco y el alcohol para así lograr tener una mejor calidad de vida y sobre todos ser FELICES y disfrutar de la vida como una auténtica EXPERTA EN VIVIR.

10 consejitos para mejorar la incontinencia urinaria

10 consejitos para mejorar la incontinencia urinaria

Con motivo de la Semana Mundial de la Continencia en Indasec® hemos estado compartiendo una serie de consejos para mejorar la incontinencia urinaria. El lema de este año es #dejadeescapar2021 y aquí puedes ver la versión extendida de esa programación especial, no te lo pierdas.
 

TOMA NOTA DE ESTOS 10 CONSEJITOS

 

1. No retengas la necesidad de ir al baño.
Si tienes ganas de ir al baño, no te aguantes. Intenta ir cuanto antes. Tampoco ejerzas presión al orinar porque podría empeorarlo.

2. Evita “el pipí preventivo”. Ve cuando tengas que ir.
Muy hilado al punto uno está quitarnos la manía de ir al baño por si acaso, aunque no sea necesario y quizá forzarlo sin tener ganas. Otra costumbre que no ayuda, si no justo todo lo contrario es detener la orina mientras haces pis.

3. Busca practicar ejercicio calmado y que no sea de alto impacto.
El deporte siempre es bienvenido, pero si sufres incontinencia urinaria debes tener algunas cosas en cuenta. Lo mejor es evitar saltos y rebotes. Son buenas opciones deportes como la natación, montar en bici, el senderismo, patinaje, hacer estiramientos, pilates y yoga.

4. Evita hacer ejercicios como los abdominales.
No abuses de los movimientos en los que tenemos que levantar el tronco usando la fuerza abdominal.

5. Rehabilita tu suelo pélvico.
Sea cual sea el deporte que has elegido finalmente, compleméntalo con ejercicios de Kegel, Hipopresivos o ejercicios especialmente diseñados para fortalecer el suelo pélvico que pueden ser de yoga y pilates también.

6. Mejor, zapatos sin tacón alto.
Este tipo de calzado cambia la postura y el trabajo de los distintos músculos encargados de equilibrar la columna. Como resultado el perineo se podría debilitar. Algunas malas posturas también ejercen demasiada presión a nivel abdominal y presionan el periné, causando o empeorando la incontinencia.

7. Controla tu peso.
El sobrepeso se considera un factor de riesgo para la incontinencia urinaria ya que hay demasiado peso en el perineo.

8. Evita fumar
La nicotina cambia el colágeno del tejido perineal y favorece la flacidez. Además, muchas veces las personas fumadoras sufren una tos crónica que también daña el perineo.

9. Evita levantar mucho peso.
La carga de mucho peso perjudica el perineo, además de que la columna vertebral se resiente.

10. Bebe menos café y menos té.
La cafeína y la teína irritan la pared de la vejiga, lo que puede causar contracciones y aumentar el riesgo de incontinencia urinaria.

Con este recuento final de nuestros consejos nos despedimos de la Semana Mundial de la Continencia, pero siempre recordamos lo importante que es el autocuidado y la consciencia para ganar en calidad de vida.

Indasec® siempre estará a tu lado para seguir apoyando e informando sobre la incontinencia urinaria.