Salud       -        Belleza y Lifestyle        -        Cultura        -        Bienestar        -        Amor y Sexualidad        -        Mujeres Pioneras

–   Bienestar   –

Pérdidas leves y consejos para prevenirlas

Pérdidas leves y consejos para prevenirlas

Una de cada tres mujeres mayores de 35 años las padecen y la principal causa de que se produzcan es la debilitación de los músculos del suelo pélvico. Cuando este debilitamiento sucede, actividades tan cotidianas como pueden ser reír, toser o correr pueden ocasionarlas.

Hay tres motivos principales que las provocan: razones de esfuerzo, de rebosamiento y de urgencia.

  • Razones de esfuerzo: En los momentos en que la mujer hace fuerza: toser, reír…, es cuando se produce, principalmente a causa del debilitamiento del suelo pélvico.
  • Por motivos de rebosamiento: Se produce cuando, a la hora de ir a al baño, la mujer no es capaz de expulsar completamente todo el líquido. Esta situación lleva a un posterior goteo constante.
  • Razones de urgencia: Se da tras un deseo imperioso de tener ganas de acudir al baño, a la vez que la mujer siente que no va a ser capaz de llegar y se producen las pérdidas leves.

Entre las medidas que las mujeres pueden llevar a cabo hay que distinguir:

  • Seguir un estilo de vida saludable: Evitar abusar del alcohol, beber mucha cantidad de agua, no fumar y seguir una dieta equilibrada que evite el desarrollo del sobrepeso nos puede ayudar
  • Realizar ejercicio físico como los ejercicios de kegel o abdominales hipopresivos. Disciplinas artísticas como la danza del vientre también ayudan a reforzar el suelo pélvico. Uno de los principales motivos del debilitamiento del suelo pélvico es el embarazo y el parto, por lo que este tipo de ejercicios es muy recomendable tras este proceso.
  • Utilizar ropa que no sea muy ajustada y que no ejerza una presión excesiva en el abdomen.

Es importante que estos hábitos de prevención sean tempranos y se tomen medidas, sobre todo, después de un parto y en la menopausia.

Ejercicios Kegel

Ejercicios Kegel

Ya hemos repasado por qué es importante reforzar los músculos del suelo pélvico y cómo detectar esos músculos que deben ser estimulados y reforzados. El siguiente paso, en el que nos vamos a centrar hoy, es conocer los ejercicios concretos de Kegel que nos ayudarán a reducir las pérdidas involuntarias de orina.

En primer lugar debemos tener la vejiga vacía para comenzar a trabajar. Una vez así, contraeremos los músculos y contaremos hasta 10, para, posteriormente, relajarlos completamente y volver a contar hasta 10. Es conveniente realizar este ejercicio tres veces al día (mañana, tarde y noche) y diez veces cada vez que lo realicemos. No nos llevará más de cinco minutos. No es recomendable aumentar ni la frecuencia del ejercicio, ni tampoco el número de repeticiones, ya que esto, más que ayudarnos, lo que podría originar es una fatiga muscular poco recomendable. (más…)

Incontinencia urinaria por infección de orina

Incontinencia urinaria por infección de orina

Cuando comenzamos a sentir pérdidas de orina la preocupación por paliarlas nos hace pensar muchas cosas antes de consultarlo. Entre ellas cuánto durará esta situación. La mayoría de tipos de incontinencia urinaria son un trastorno constante en el tiempo pero existen posibilidades de que, debido a las causas que hayan generado la incontinencia, esta sea a corto plazo.

Dentro de los tipos de incontinencia urinaria los más preocupantes corresponden a los crónicos, entre los que estaría la incontinencia urinaria por esfuerzo, la funcional, la producida por rebosamiento o la generada por urgencia. Dentro de ellas hay un tipo en el que la patología será temporal, es el caso la incontinencia imperiosa, que puede ser dada entre otras causas por una infección. (más…)

Cómo afecta el sueño a la memoria

Cómo afecta el sueño a la memoria

El sueño siempre es reparador y dormir puede transformarse en mejoras cognitivas, concretamente en las referentes a nuestra memoria. Todas, cuando pasamos más horas despiertas de las habituales, nos sentimos perdidas o desubicadas, somos conscientes de que nos cuesta más memorizar y de que perdemos ciertas capacidades. Por ello todas sabemos cuánto necesitamos descansar para mantenernos activas y alerta durante todo el día.

Sentir que decae nuestra capacidad de recordar es un desánimo, para cuidar la memoria hay que dormir como demuestran diferentes estudios. Hace escasos meses investigadores del Instituto de Investigación Médica de Bellvitge confirmaron que los procesos de memorización se realizan mientras dormimos. Otro estudio, de la Universidad de Brown, revelaba que la memoria se refuerza durante la fase de onda lenta del sueño. Atendiendo a estos datos quizás tiene algo de cierta esa popular frase que todas hemos oído cuando estudiábamos de “lección dormida, lección aprendida”. (más…)

¿Por qué se debilita el suelo pélvico?

Trabajar todos nuestros músculos es un objetivo constante en nuestra vida porque sabemos que es una forma más de vivirla con calidad. En ocasiones los trabajamos conscientemente por prevención y bienestar pero no prestar la suficiente atención a un grupo muscular puede conllevar su debilitamiento, el cual también puede ser provocado por otras causas, como es el caso del suelo pélvico.

El fortalecimiento del suelo pélvico se hace necesario por diferentes motivos, la prevención es uno de los más acuciantes y por ello comienzan a incorporarse ejercicios para trabajarlo en las sesiones rutinarias de clases en el gimnasio o en talleres indicados exclusivamente para este efecto. Pero si ya se padece incontinencia urinaria el fortalecimiento se hace igual de imprescindible ya que el suelo pélvico es el encargado de reaccionar ante situaciones de urgencia.

Los músculos del suelo pélvico se hacen así indispensables en diferentes actividades y funciones, desde la continencia a la vida y calidad sexual. Para cuidarlos y mantenerlos en forma existen ejercicios como la gimnasia hipopresiva o el método Kegel pero también hay otras causas externas que los debilitan. Entre ellas la obesidad, el estreñimiento, la tos crónica, el tabaquismo, o incluso la ropa ajustada que se unen a otras causas menos controlables como el parto o la menopausia. (más…)

Si tuviera que elegir…

Si en un momento dado hubiera que elegir aquello que conservar siempre, a nuestro lado, no importara bajo qué circunstancias, ¿qué sería? Bienes materiales, objetos que nos proporcionan placer o cierta sensación de seguridad, dinero… ¿en serio? Pensémoslo un momento. ¿Cambiaríamos todo por la seguridad del bienestar? ¿Eliminaríamos de nuestro pasado recuerdos, buenos y malos, que nos han acabado por definir como personas? ¿Sustituirían los bienes materiales a los momentos de felicidad casi completa que, aunque contados con los dedos de una mano, aún nos hacen sonreír al ser recordados?

Esos momentos especiales que han conformado nuestra existencia hasta ahora, a los que acudimos como a un refugio cálido y amigable en los momentos difíciles, se convierten en los bienes más preciados si pensamos en la posibilidad de que desaparezcan. Imaginaos que os enfrentáis a una operación difícil en la que es probable que vuestros recuerdos más amados se desvanezcan. Nunca habrían sucedido. Jamás. (más…)