DESCUBRE INDASEC DISCREET® Y QUE NADA TE DETENGA

DESCUBRE INDASEC DISCREET® Y QUE NADA TE DETENGA

Las perdidas de orina llegan de manera inesperada. Puedes notar los primeros síntomas un día cualquiera mientras realizas alguna actividad física o, simplemente, disfrutas de un café en compañía de tus amigas.

Las nuevas Indasec Discreet® están diseñadas pensando en ti. En esas mujeres como tú que sufren pérdidas de orinas leves y ocasionales que no están dispuestas a perderse ningún viaje, la clase de baile de los jueves o las maratones con el grupo de running.

En definitiva, mujeres reales. Mujeres a las que nada les frena y que buscan sentirse DISCRETAS, CÓMODAS y SEGURAS todo el tiempo.

¿La solución? Se presenta en tres formas diferentes: Indasec MINI , Indasec MICROPLUS e Indasec MICRO.Estas tres absorciones ofrecen una mayor discreción, manteniendo la comodidad y seguridad que necesitas. ¿Quieres saber cuáles son sus características principales?

¡Rápida absorción!

La sensación de humedad que provoca la incontinencia urinaria puede generar cierta incomodidad. Nuestras compresas absorben en segundos para reducir la sensación de humedad.

Comodidad las 24h del día.

Los hilos elásticos que incorporan las nuevas Indasec Discreet® ofrecen una mayor adaptación al cuerpo para que te sientas cómoda y protegida. Seguro que nunca imaginaste que “no sentir nada” te resultaría tan placentero.

¡Bye Bye olores!

Indasec Discreet® incorpora la tecnología GelBlock® que ayuda a neutralizar el olor gracias a sus partículas superabsorbentes.

Piel suave y protegida.

Las irritaciones pueden ser un problema común. Las nuevas Indasec Discreet® ayudan a proteger tu piel y mantenerla hidratada gracias a sus nuevas Dermobandas™, que contienen una crema protectora con ingredientes naturales, aloe vera y libre de perfumes.

Siguen el ritmo del cuerpo.

Mientras practicas deporte, cuando vas a la compra… ¿Notas como la compresa se mueve contigo? Las nuevas Indasec Discreet® se adaptan a la forma de tu cuerpo y a tus movimientos mejorando la experiencia.

La vida está para vivirla sin limitaciones. Prueba ahora las nuevas compresas Indasec Discreet® y no dejes que nada te detenga.

Todo sobre la nueva Indasec Discreet®

Todo sobre la nueva Indasec Discreet®

En Indasec Discreet® vamos evolucionando al ritmo que nos marcáis vosotras, nuestras consumidoras. Vuestras necesidades y preferencias van cambiando y ese ha sido siempre nuestro motor para mejorar. Ahora renovamos nuestra marca teniendo en cuenta estas novedades y siendo fieles a la calidad e innovación que nos caracteriza. En Indasec Discreet® sobre todo lo que queremos es estar a vuestro lado. Crear un producto que os acompaña y os da la seguridad que necesitáis para afrontar cada día con confianza.

Exteriormente hemos querido reflejar esta evolución tanto en el paquete y nuestros distintivos de marca. Tras preguntar a nuestras consumidoras el resultado ha sido una imagen más cercana, más desenfadada y un nuevo pack más amigable y con explicaciones más detalladas. Este cambio del pack responde a unas mejoras innovadoras en el producto. Las nuevas Dermobandas™ y las barreras mejoradas. Las nuevas Dermobandas™ no tienen perfume y son más respetuosas con la piel. Por ello, contienen una crema protectora con ingredientes naturales y aloe vera.. Otra mejora con respecto al producto anterior son las barreras mejoradas con hilos elásticos reforzados, para que se adapte mejor y sea más flexible, menos rígida.

Tenemos una gama completa con 6 absorciones: Micro, Microplus, Mini, Normal, Extra y Maxi. Para que cada mujer elija la más adecuada, sin renunciar a la discreción.

Nuestros más de 20 años dedicados a comprender la incontinencia y a ofrecer la mejor solución posible nos han llevado hasta aquí. Fabricamos compresas especializadas en incontinencia con materiales de absorción rápida que atrapan el líquido y evitan que se filtre. Además, ayudan a prevenir las infecciones y la irritación de la piel causada por la exposición prolongada a la orina y neutralizan los olores específicos de la orina.

Hemos mejorado hasta tal punto nuestros productos que el 77% de las usuarias que han probado Indasec Discreet® las comprarían. Y es que nuestras compresas ofrecen más horas de uso que el resto de competidores.

Únete a las Expertas en Vivir y sigue disfrutando de cada día con la confianza de siempre.

¿Importa lo que como si tengo incontinencia?

¿Importa lo que como si tengo incontinencia?

Aunque el cuerpo de cada mujer es literalmente, UN MUNDO, lo que se sabe es que hay alimentos que pueden aumentar el riesgo de problemas de incontinencia urinaria femenina. Cuidar la alimentación puede ser tu aliado a la hora de reducir los efectos.

Prevenir, mejor que curar

El archiconocido desayuno continental: un café con leche y unas tostadas con mantequilla y mermelada no es el desayuno perfecto para una mujer que sufre problemas de control urinario, ya que alimentos como la cafeína y los azúcares simples pueden agravar los síntomas.

Claro que éste es solo una recomendación y que por tomarlos de vez en cuando, no estamos haciendo nada mal. Sencillamente, se trata de seguir ciertos hábitos alimenticios y pautas que nos ayuden a mejorar la incontinencia urinaria.

Entre las principales recomendaciones propuestas por los expertos destacan las siguientes:

1.- Reducir el consumo de azúcar que no se ve.

A todas nos pasa que en algún momento del día nos entran ganas de picar algo dulce: un trozo de chocolate, una galleta… aquí el azúcar es fácil de detectar, pero saca tu “lupa” de azúcares, estos no solo están presente en ese tipo de alimentos, sino también en otros como la fruta, el arroz y las harinas refinadas.

Encontrar el equilibrio y reducir, en la mayor medida de lo posible, el consumo de estos alimentos es la clave para seguir disfrutando de pequeños caprichos.

2.- Ponerse a dieta no es la solución.

Un estudio desarrollado por New England Research Institutes confirma que las mujeres que ingieren grasas saturadas tienen mayor riesgo de sufrir problemas de incontinencia urinaria.

La buena noticia es que esto no implica que tengamos que ponernos a dieta.  El truco está en sustituir el consumo de grasas saturadas por otras de origen vegetal.

3.- La fibra es un ‘must’.

Tomando la cantidad correcta de fibra diaria no solo conseguiremos mejorar el estreñimiento, sino también la incontinencia urinaria. Los cereales, las espinacas, las acelgas y las legumbres son algunos de los alimentos ricos en fibra que pueden ayudar a prevenir la incontinencia.

4.- No se trata de pasar hambre.

Evitar comidas copiosas no es sinónimo de pasar hambre. Sigamos disfrutando de las reuniones en familia, de las cenas con amigos, del placer de probar comidas nuevas cuando estamos de vacaciones…

El secreto, una vez más, es en encontrar el equilibrio reduciendo las cantidades y el consumo de alimentos ricos en agua y otros minerales.

5.- Una “inyección” de vitaminas diaria.

Las Vitaminas C, E y B6 pueden ayudar a reducir las pérdidas leves si se consumen en las dosis adecuadas. Por eso, las fresas, las naranjas, los frutos rojos, los aguacates y los frutos secos, ¡no pueden faltar!

Aplica estas sencillas recomendaciones y enriquece tu dieta con alimentos saludables que contribuyen a frenar la incontinencia urinaria femenina. ¡No permitas que nada frene tu rutina!

Guía para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida

Guía para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida

El verano suele ser una época en la que al tener incontinencia podemos estar más sensibles o que nos sea más difícil conciliar las pérdidas con las características de esta estación.

Normalmente en estos meses la mayoría de nosotras cambiamos nuestras rutinas y nuestros hábitos alimenticios. También varían los horarios y pasamos más tiempo fuera de casa. Todo esto sumado a las altas temperaturas puede ser una combinación que afecte a la dinámica de nuestro día.

El calor, el sol, las duchas frías, las bebidas heladas, el aire acondicionado, las ensaladas, la sandía, los cambios térmicos, el mar, las piscinas… son elementos muy veraniegos que pueden afectar a las pérdidas de orina.
 

Guía Indasec para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida:

 
1.- Mantente hidratada.
Cuando hace más calor, perdemos líquidos también a través del sudor por lo que debemos beber el agua suficiente y no dejar de hacerlo por evitar tener pérdidas. También es aconsejable evitar las bebidas irritantes de la vejiga, como el café o las gaseosas.

2.- Cuidado con la humedad.
En esta época de agradables baños en piscinas y mar, ponle un extra de cuidado a la higiene íntima para evitar las infecciones de orina.

3.- Usa ropa suelta.
Los tejidos ligeros como el lino o el algodón, no ceñidos, te aportarán un extra de protección hacia posibles problemas en la piel e infecciones urinarias.

4.- Sigue cuidando tu dieta.
Continuar llevando una dieta saludable y equilibrada, impedirá que aumentemos de peso, y este es un factor de riesgo para la incontinencia. Nos interesan las comidas ligeras en las que haya frutas y verduras variadas, por su contenido en fibra. Los frutos rojos pueden ayudarte a prevenir las infecciones de orina. Evita la comida picante y las frutas o bebidas diuréticas como la sandía o el melóns.

5.- Muévete más.
Disfruta de pasear por la playa, el campo o la ciudad. También podemos aprovechar el tiempo libre para hacer algún ejercicio evitando los de alto impacto o los abdominales. Incluso puede ser una oportunidad para comenzar o retomar nuestra rutina de ejercicios de Kegel. Así mantendremos nuestro suelo pélvico más sano.

6.- Usa el absorbente adecuado.
Usar compresas especialmente diseñadas para la incontinencia te garantizará una buena absorción, transpiración y discreción para que estés cómoda. Sal siempre de casa preparada con tus Indasec® de la absorción adecuada para ti y tu estilo de vida. Y recuerda llevar alguna extra en el bolso por si la diversión se alarga.

 

Tratando de evitar estas situaciones podremos ser más eficaces a la hora de mantener las pérdidas de orina bajo control, también en verano.

Olvídate de tabús que restan y disfruta del verano sin complejos.

Sigue informada de los temas que más te interesan en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¿Cómo afecta la incontinencia a nuestra vida?

¿Cómo afecta la incontinencia a nuestra vida?

La incontinencia urinaria afecta a una gran cantidad de personas y aumenta con un nivel considerable con la edad. Se calcula que, en España, en torno a seis millones de personas la padecen y en mucha mayor proporción las mujeres. Si estamos en ese grupo de población hay que tener presente que tenemos vida laboral, sexual y social y que podemos tomar medidas para nuestra calidad de vida no sufra.

Lo primero será consultar con un médico para hablar a cerca de nuestro problema y poder abarcar nuestro caso en particular del mejor modo posible.

Quienes sufren pérdidas de orina pueden presentar molestias físicas y hay que tener ciertos cuidados para evitar las irritaciones cutáneas ya que además en estas áreas la piel es muy sensible. Lo mejor es evitar el uso de jabones fuertes y usar los absorbentes adecuados especiales para incontinencia. Indasec® diseña sus compresas teniendo en cuenta estos factores por lo que absorben en segundos y protegen la piel. Estos son suaves y están fabricados con materiales transpirables para evitar irritaciones.

Es una realidad que la incontinencia puede afectar a aspectos de la vida diaria que abarcan desde el sueño, la familia, el trabajo hasta el ocio. A veces la vergüenza, el rechazo hacia la situación o la sensación de incomprensión social puede hacer que las relaciones personales y de pareja sufran. Algunas dejan de practicar deporte, les incomodan las relaciones de pareja, cambian sus conductas o se aíslan.

Por lo tanto, la incontinencia urinaria, además de afectar a nivel físico también influye en nuestra salud mental. Un estudio reciente apunta que las mujeres con incontinencia tienen mayor índice de depresión y niveles más bajos de autoestima. Por eso es tan importante buscar ayuda de un profesional tanto para tratar la incontinencia como, si lo vemos necesario consultarlo con un psicólogo.

Por último, un fisioterapeuta también nos podrá dar pautas sobre ejercicios y mejora postural para reeducar nuestros hábitos posturales. Queremos buscar una buena alineación para que las presiones que se dirijan al suelo pélvico sean las adecuadas.

Buscar las mejores soluciones posibles y seguir las recomendaciones de estos profesionales hará la diferencia.

Quizá nos supone un cambio de hábitos hacia un estilo de vida más saludable, con una dieta más sana y que incluya ejercicio. Esto, también repercute en que nos sintamos mejor a todos los niveles y aumente nuestra autoestima.

Y piénsalo, imagínate quedando con tus amigas de Pilates después de salir de clase. ¿No sería genial?

5 claves para mantener un peso saludable

5 claves para mantener un peso saludable

Un peso saludable puede ayudarte a mejorar la incontinencia. Durante la menopausia, es bueno prestar atención a nuestra alimentación para conseguir tener la mejor calidad de vida posible. Una combinación de dieta saludable y ejercicio serán tus mejores amigos si quieres mantenerte en tu peso. Aunque lo mejor siempre es consultar con un especialista para que revise nuestro caso particular.

Durante la menopausia hay un descenso de las hormonas femeninas y por ello podemos notar que aumentamos de peso. Pero además es un periodo delicado en el que evitar el sobrepeso será importante para evitar otras afecciones como la incontinencia urinaria. En este caso se duplica el riesgo de padecerla porque esos kilitos de más ejercen presión en el abdomen y puede causar pérdidas.
 

Estas son las 5 claves que te ayudarán a mantener el peso a raya:

    •  

    • Come cinco veces al día
      Con esto conseguiremos activar el metabolismo, pero sin privarnos de los nutrientes que necesitamos. Repartiremos los alimentos en tres comidas principales y más abundantes: desayuno, comida y cena; y haremos dos comidas más ligeras y bajas en grasa: a media mañana y media tarde. Sobre todo, no te saltes la cena.
    • Incluye cinco piezas (entre fruta y verdura) cada día
      En todas las comidas deberíamos incluir frutas y verduras hasta comer por lo menos 5 porciones, entre fruta y verdura, al día. Y en la medida de lo posible sustituir las grasas por vegetales. 

      La fruta contiene vitaminas, minerales, antioxidantes y otros nutrientes muy beneficiosos para que nuestro cuerpo se mantenga activo, funcionando correctamente, menos estresado y más joven. Por ejemplo, los espárragos, la piña y las alcachofas nos ayudan a evitar la retención de líquidos.

    • Evita el consumo de embutidos, frituras y quesos grasos
      Otra manera de controlar las calorías y grasas que no nos aportan nada es evitando lo más posible los embutidos, los fritos y los quesos grasos.
    • Busca las fuentes de calcio y magnesio
      El riesgo de pérdida ósea y osteoporosis aumenta en la menopausia. Por lo que los alimentos ricos en calcio, en vitamina D y magnesio nos ayudarán a prevenir o reducir la descalcificación. 

      Alimentos como la leche, el yogur o el queso (mejor si son bajos en grasa) son alimentos especialmente ricos en vitamina D. Además de los lácteos, los frutos secos, el repollo y algunas legumbres son fuentes de calcio y magnesio. Incluir también alimentos como el zumo de naranja, el brócoli, el salmón, las sardinas y el tofu nos aportará grandes beneficios.

      Y no olvidemos la importancia del sol. Sería necesario tomar el sol durante al menos 15 minutos todos los días.

    • Calidad en lugar de la cantidad
      En general, este consejo funciona a modo de sumario de los anteriores. Aunque comamos 5 veces al día es recomendable cuidar las porciones y qué alimentos incluimos en ellas. Es interesante potenciar más productos con ácidos grasos omega-3 como las semillas de lino, las nueces y el pescado azul como atún, caballa y salmón.También la vitamina B es importante porque ayuda al buen funcionamiento de las células nerviosas y del cerebro. Las lentejas y carnes magras nos pueden ayudar a controlar la irritabilidad y los cambios de humor. 

      Los alimentos con alto contenido de azúcar, demasiado salados o con mucha grasa a menudo carecen de valor nutricional. Pueden incluso alterar el equilibrio hormonal y empeorar los síntomas de la menopausia. Reducir la cantidad de dulces y alimentos procesados es clave. Además de evitar la cafeína y el alcohol que pueden provocar más sofocos.

Plus: en todo estilo de vida saludable no puede faltar el ejercicio físico

Hacer deporte de forma habitual e incluirlo en nuestra rutina puede ser un cambio muy positivo en nuestra vida. Nos mantendrá activas, más sanas, mejorará la incontinencia y nos ayudará a socializar. Consulta con tu médico qué ejercicios o deportes te convienen más y a divertirse.

Ahora somos las protagonistas de nuestra vida y mantenernos dinámicas nos aporta grandes beneficios y como has visto no solo la pérdida de peso. ¡Qué nada te detenga!