La risa: Una gran aliada para masajear y activa el cerebro

La risa: Una gran aliada para masajear y activa el cerebro

¡Somos Expertas en Vivir! siempre estamos sacando lo mejor de cada momento y qué hay mejor que la risa para disfrutar de la vida.

Pero la risa no nos sirve solo para disfrutar, sino que tiene una gran cantidad de beneficios, tanto físicos como psicológicos, que la mayoría de las personas no conocen. Por eso hoy queremos dedicar nuestro blog a nuestra gran aliada y daros a conocer todos los beneficios que nos aporta la risa.

A lo mejor has oído hablar sobre las hormonas de la felicidad, que son aquellas que cuando aumentan en nuestro organismo nos hacen sentir bien. Existen cuatro diferentes y pueden ayudarnos a tener una vida más plena y feliz.

Estas hormonas son:  

  • La endorfina, la más importante y conocida de todas.
  • La oxitocina, también conocida como hormona del amor.
  • La dopamina,  responsable de la motivación y placer.
  • La serotonina, que nos ayuda a estar tranquilos y relajados. 

La risa activa todas estas hormonas y nos hace sentirnos mejor.

Cuando nos reímos, se activan las áreas del cerebro implicadas en las habilidades para establecer lazos con otras personas y para resolver problemas. Por ello, también se dice que reírse es un masaje para el cerebro.

Estudios sobre esta acción tan cotidiana nos demuestran que ayuda a reducir el nivel de ciertas hormonas relacionadas con el estrés y la ansiedad. Al reír  se segregan serotonina, de poder calmante, y adrenalina, que potencia la creatividad y la imaginación.

Además, aumenta la presión sanguínea y el latido cardiaco y también acelera la respiración, lo que hace que esté más oxigenada y bañe más todos los tejidos del cuerpo, por lo que nos ayuda también físicamente. Cada vez que nos reímos activamos alrededor de 400 músculos. Entre sus beneficios físicos se ha demostrado que sirve como antídoto excelente contra el insomnio,  estimula la digestión, estimula el sistema inmunitario y refuerza las defensas.

Por último, la risa libera neurotransmisores que aumentan el bienestar y activa áreas del cerebro relacionadas con las habilidades sociales y cognitivas.  Está demostrado que desencadena las mismas sensaciones de bienestar que un abrazo o una conversación con amigos y activa las mismas áreas cerebrales que situaciones que se producen en un contexto social. 

Con todos los beneficios anteriormente mencionados concluimos que reír es la mejor terapia y la más directa para sentirse feliz y, como Expertas en Vivir, debemos fomentarla en nuestro día a día.

Y no olvidéis que podéis seguir informadas de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

Mindfulness para Expertas en vivir

Mindfulness para Expertas en vivir

Seguro que habéis tenido alguna vez la sensación de que vuestra vida está acelerada, de no tener tiempo para hacer todo y de que los días se pasan volando, ¿verdad? 

Vivimos en una época de estrés, velocidad y ruido tanto externo como mental. Estamos sobrecargados con tanta información, nuestra mente no calla ni para… Además, como Expertas en vivir queremos demostrar al mundo entero que nosotras podemos con todo y, a veces, con más tareas de las realmente necesarias. 

Por eso hoy queremos dedicar nuestro blog a  una exitosa técnica de meditación denominada Mindfulness o Atención Plena. Se trata de la capacidad humana básica de estar completamente presente, consciente de dónde estamos y lo que estamos haciendo y no sentirnos abrumados por lo que sucede a nuestro alrededor. Esto puede parecer banal pero, a menudo, desviamos nuestro pensamiento de lo que sucede en el momento y nos preocupamos por otros asuntos que acaban de suceder o por el futuro, y eso nos produce ansiedad.

¿A quién no le ha pasado estar conduciendo y estar pensando en el trabajo o en la lista de la compra? Es agotador ya que, continuamente, las preocupaciones  y otros pensamientos nos llevan a no prestar atención al ahora.

El Mindfulness te ayuda a mantener funciones cognitivas como la atención y la memoria, al mismo tiempo que ayuda a manejar conscientemente las emociones, a tomar decisiones más claras y, por ende, a mejorar la forma de relacionarnos con los demás.

Actualmente se utiliza en numerosos hospitales y colegios, aplicándose en  programas de mejora de la salud y de bienestar (soledad, dolor crónico, insomnio, etc.) también  en tratamientos psicológicos para hacer frente a diversos trastornos mentales (ansiedad, depresión, estrés, etc.) pero lo más curioso es que está demostrado que puede ser un recurso muy valioso para mejorar algunos aspectos de la sintomatología de las demencias, de ahí que, en los últimos años, esta técnica se haya popularizado en personas de avanzada edad. 

Entre los beneficios que genera la práctica de estos programas, asociados a variables de envejecimiento saludable, destacamos:

  • Ayuda a disminuir y gestionar los niveles de estrés
  • Reduce la ansiedad crónica
  • Afecta positivamente y disminuye los sentimientos depresivos
  • Aumenta la experiencia de calma y paz interior
  • Mejora la habilidad para lidiar con enfermedades y dolor crónico
  • Disminuye la presión sanguínea no saludable
  • Disminuye la frecuencia cardíaca
  • Incremento del enfoque mental, claridad en el pensamiento y la percepción
  • Mejora de la función cerebral y las interconexiones celulares

No hace falta que acudas a un centro a practicar mindfullness, ya es posible hacer ejercicios en tu día a día, por ejemplo mientras esperas al autobús o al metro, cuando caminas, tomas un café o descansas un rato de tu trabajo. Te animamos a que lo intentes y te proponemos unos sencillos ejercicios para que los incorpores a tu rutina: 

  • Por la mañana, cuando suene el despertador, antes de abrir los ojos, dedica unos minutos a sentir tu cuerpo, a ser consciente. No te centres en el sueño que tienes, lo tarde que es o los dolores que puedas sentir, intenta no prestar atención a estos pensamientos.
  • A continuación intenta disfrutar del desayuno ya que, además, es una de las comidas más importantes del día así que dedica unos minutos a sentir el sabor del café, del té, de las tostadas, de la leche o de las galletas. No caigas en el error de pensar en todo lo que tienes que hacer a lo largo del día. 
  • Durante el trabajo intenta hacer ejercicios de respiración despacio (si puedes abrir y cerrar los ojos al mismo tiempo será estupendo). No es necesario que lo hagas durante todo el día, simplemente basta con hacerlo durante unos minutos cuando notes que el estrés o la desconcentración te empiezan a invadir. 
  • Sal a caminar un rato. Si es posible busca un parque, si no, aprovecha y camina cuando vayas al supermercado, a casa de algún amigo o a la vuelta del trabajo.Camina algo aunque sea poco, aprovecha ese paseo para respirar profundamente y dejar que todo fluya, siendo consciente de cada paso, de lo que ves a tu alrededor, de los sonidos que escuchas…  
  • Antes de dormir túmbate en la cama y deja de darle vueltas a las preocupaciones del día a día. Para evitarlas piensa en tu lugar favorito y relájate. Respira profundamente, durante unos minutos. Este último ejercicio te servirá, además de relajarte, para conciliar el sueño.  

Si practicas con frecuencia estos hábitos, la atención plena se convertirá en natural.  Intenta practicar todos los días para que, poco a poco, forme parte de tu rutina.

¿Qué te parece el Mindfulness? ¿Por qué no empiezas hoy mismo a practicarlo? Cuando lo hayas hecho, ¡cuéntanos qué resultados has obtenido! Porque vosotras sois Expertas en Vivir, por ello, os invitamos a que compartáis vuestros comentarios, ejercicios y experiencias  sobre este tema.

Y no olvidéis que podéis seguir informándoos de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Qué paséis un feliz y relajado día! 

Recetas para la menopausia: Mini pizza de coliflor y bolitas energéticas

Recetas para la menopausia: Mini pizza de coliflor y bolitas energéticas

RECETAS

En la entrada del blog de hoy os compartimos dos recetas sencillas y deliciosas, que nos preparó presencialmente Julia Jiménez (nutricionista, escritora, directora y fundadora  de la Consulta de Psiconutrición “No sé qué cenar”) en el taller que realizamos hace unas semanas, en el que nuestras Expertas en Vivir pudieron aprender a adaptar su dieta a los diferentes cambios que sufre el cuerpo y paliar los principales síntomas que se producen en la menopausia.

Os detallamos todos los ingredientes y elaboración de estas recetas. 

Ingredientes para 6 personas, aunque como expertas en vivir, no tendréis ningún problema en adaptar la cantidad de ingredientes en función del número de comensales.

MINI PIZZAS SALUDABLES DE COLIFLOR 

  • 250 gramos de ramilletes de coliflor 
  • 125 gramos de queso emmental en trozos 
  • 1 huevo 

INGREDIENTES PARA EL RELLENO 

  • 40 gramos de cebolla troceada 
  • Alcaparras 
  • 1 diente de ajo 
  • 10 gramos de aceite de oliva 
  • 6 tomates cherry 
  • 8 gramos de tomate concentrado 
  • ¼ de cucharadita de sal
  • ½ cucharadita de orégano
  • 70 gramos de mozzarella fresca
  • Hojas de albahaca fresca paar decorar 

PREPARACIÓN

Para la base: Triturar la coliflor troceada junto con el queso y los huevos hasta obtener una masa migosa. Mezclar muy bien todos los ingredientes.

Preparar la salsa de tomate casera: sofreír en el aceite de oliva la cebolla troceada y el diente de ajo bien picado. Añadir 10 tomates cherry picados, el tomate concentrado, la sal y el orégano y cocinar a fuego bajo hasta que los tomates comiencen a deshacerse. Triturar y reservar.

Coger porciones de masa, hacer bolitas con las manos y aplastar para formar las mini pizzetas. Colocar en la bandeja sobre papel de horno. Hornear durante 10 minutos a 220ºC.

Mientras, cortar los 6 tomates cherry en cuartos, escurrir bien y cortar la mozzarella.

Sacar las bases de pizza del horno cuando estén doraditas, añadir la salsa de tomate sobre ellas, colocar los tomates cherry y la mozzarella. Hornearlas durante 10 minutos

Servir y decorar con hojas de albahaca fresca.

 

BOLITAS ENERGÉTICAS 

Cantidad: para 4 personas 

Tiempo de preparación: 15 minutos 

INGREDIENTES:

  • 1 Taza de harina de almendras 
  • 1 taza de dátiles hidratados sin hueso 
  • ¼  taza de cacao en polvo 

PARA DECORAR 

  • Semillas de amapola
  • Semillas de sésamo 
  • Coco rallado
  • Cacao puro en polvo

PREPARACIÓN

Quitar el hueso a los dátiles e hidratar en agua caliente.

Machacarlos muy bien, hasta conseguir una textura de sirope.

Mezclar con la harina de almendra, se ha de obtener una pasta manejable. Si hiciese falta, se puede añadir un poco de agua caliente.

Formar bolitas con las manos y rebozar con los ingredientes que se desee.

¡Listo para chuparse los dedos!

No olvidéis seguir informados de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

 

5 consejos para el buen uso del aire acondicionado

5 consejos para el buen uso del aire acondicionado

El aire acondicionado es una de las muchas comodidades que utilizamos durante el verano. Estos dispositivos nos proporcionan una comodidad innegable, y nos permiten mantenernos frescos y relajados a pesar de las altas temperaturas del exterior, pero también requieren un uso responsable y un mantenimiento regular. 

A continuación, hemos preparado una lista de consejos para que nuestras Expertas en Vivir descubran cómo pueden usar el aire acondicionado de forma correcta y eficiente.

1. Apaga el aire acondicionado por la noche

El aire de la noche es más fresco, por lo que puedes aprovecharlo abriendo la ventana y apagando el aire acondicionado.

2. Mantén el aparato exterior del aire acondicionado limpio

Una de las maneras más fáciles de hacer que el aire acondicionado funcione de manera efectiva es asegurarse de que su aparato exterior esté limpio de cualquier exceso de suciedad o restos que puedan haberse acumulado durante el invierno. Si el recorrido del flujo de aire se mantiene despejado, el aire entra con mayor facilidad y la unidad de aire acondicionado trabaja mejor y consume menos energía, 

También es conveniente mantener limpios los filtros. Par ello hay que sacarlos y limpiarlos bien cada pocas semanas. También deben reemplazarse por completo, al menos, una vez al año.

3. Aísla bien puertas y ventanas 

Mantener las puertas y ventanas bien cerradas y aisladas nos ayuda a no perder energía. Además, es una forma inteligente de aumentar el efecto del aire acondicionado, ya que evitamos que se filtre en la casa aire caliente del exterior.

4. Opta por un aire acondicionado con bomba de calor y frío

La mejor opción es el aire acondicionado reversible que refresca la casa en verano y la calienta en invierno. 

El aire acondicionado reversible recupera las calorías del aire interior para rechazarlas al exterior y así disminuir la temperatura de las habitaciones en verano. 

Otra ventaja que proporciona es la económica, ya que ofrece un 30% de ahorro de energía en comparación con los dispositivos convencionales.

5. Evita los choques térmicos

Los choques térmicos no son saludables para el cuerpo, ya que tienen el efecto de causar fatiga y molestias respiratorias

Para evitar problemas de salud debemos programar el aire acondicionado con una diferencia de temperatura de 3 a 7º C con respecto a la del exterior.

Si seguís nuestros consejos para el buen uso del aire acondicionado en verano seguro que ahorráis en la próxima factura de la luz y, además, estaréis ayudando a la conservación del planeta.

Os invitamos a que compartáis vuestros comentarios, experiencias u otras recomendaciones sobre este tema para ayudar a otras Expertas en Vivir a realizar un uso correcto y sostenible del aire acondicionado.

Y no olvidéis que podéis seguir informándoos de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

Cómo crear una  mascarilla en casa

Cómo crear una mascarilla en casa

Como hemos comentado en otras entradas de nuestro blog, la mascarilla se ha convertido en un complemento esencial y obligatorio en nuestro día a día.

Existen muchas opciones para fabricar nuestras propias mascarillas: con filtros de café, con bolsas de aspiradora, con fundas de traje… pero nosotras os hemos preparado este tutorial para elaborar mascarillas caseras para Expertas en Vivir, ¡¡¡porque sabemos que no hay nada que os detenga!!!

En primer lugar, necesitaremos los siguientes materiales:

  • Tela, muy importante que sea 100% algodón.
  • Filtro, podemos comprar filtros o reusar los tejidos denominados “telas no tejidas” que seguro que tenéis en casa, ya que son muy comunes. Los podemos encontrar en bolsa de la compra reutilizables, bolsas de zapatos y fundas de trajes. Para saber si es “tela no tejida” y que, por tanto, nos sirva como filtro, simplemente tenemos que derramar agua en la tela y comprobar que no traspasa. Si es así, nos sirve.
  • Alambre.
  • Gomas de costura o leggins viejos.
  • Celo resistente.

Dependiendo de la edad para la que queramos hacer la mascarilla, necesitaremos patrones rectangulares de tamaños diferentes:

  • De 4-8 años 16 x 20 cm
  • De 8-12 años 18 x 22 cm
  • Adultos 20 x 24 cm

Para su elaboración debemos de realizar los siguientes pasos:

  • Cortamos 2 trozos de tela con las medidas del patrón elegido y planchamos bien la tela.
  • Hacemos un dobladillo de un centímetro en uno de los lados largos, por la parte interior, y lo planchamos. Doblamos el dobladillo que acabamos de hacer otra vez, un centímetro, para lograr un doble dobladillo y lo planchamos. Repetimos este paso en la otra tela.
  • Colocamos una de las dos telas con el lado del dibujo hacia arriba, y seguidamente ponemos la otra tela encima de la anterior, de tal manera que los dos lados de los dibujos estén uno encima del otro y la parte sin dibujo quede fuera.
  • A continuación, ponemos alfileres para que no se nos mueva. Cosemos con punto recto todo, dejando solo 9 centímetros sin coser en la parte en la que antes hemos hecho el dobladillo, dado que por ahí meteremos el filtro.
  • Cortamos los sobrantes de tela y un poco de las puntas, para que sea más fácil dar la vuelta. Damos la vuelta a la mascarilla, de tal manera que los dos lados de los dibujos queden hacia fuera.
  • Dejamos en la parte de abajo la apertura para el filtro y hacemos tres pliegues simétricos, apuntando hacia abajo en la tela, y los planchamos.
  • Para continuar hacemos unos dobladillos en los laterales, los planchamos -será donde meteremos las gomas- y cosemos en la dirección de los pliegues, rematando la costura.

  • Metemos las gomas o la tela de leggins cortada en tiras, por el lateral. Dejamos el largo de las gomas a medida, haciendo un nudo al final y cortando lo restante, y lo ocultamos por dentro del dobladillo, para que no nos moleste cuando la usemos.
  • Cortamos un trozo de alambre fino y redondeamos las puntas, para que mantenga la forma y no nos haga daño. A continuación, cortamos un trozo de celo, que no se rompa fácilmente. Envolvemos el alambre con el celo.
  • Colocamos el alambre por dentro de la mascarilla, en el centro de la parte de arriba, y cosemos un punto recto alrededor del alambre, para que no se nos mueva.

  • Por último cortamos el filtro, midiendo la tela por debajo del alambre con la mascarilla extendida. Y colocamos el filtro en su interior.

¡¡¡Y ya tendemos nuestra propia mascarilla casera!!!

Es muy importante para el buen funcionamiento de este tipo de mascarillas cambiar el filtro cada vez que la usamos y meterla en la lavadora de vez en cuando.

También es esencial que el ajuste de la mascarilla quede bien apretado, ya que ayuda a mantener la protección alta.

No olvidéis que al ser a medida se pueden hacer ajustes en función de las necesidades de cada una.

Esperamos que este tutorial os haya servido de ayuda para seguir disfrutando de la vida (con mascarilla) como una verdadera Experta en Vivir. 

¿Conocéis otra forma de elaborar mascarillas caseras?  ¿Os gustaría compartirla con otras Expertas en Vivir? 

Recordad que podéis seguir informándoos de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Disfrutad del verano!