¿Prácticas una correcta higiene íntima?

¿Prácticas una correcta higiene íntima?

A lo largo de tu vida es muy importante que prestes atención a tu zona íntima, especialmente en el tema de la higiene. Puede que sufras o hayas sufrido afecciones en esta parte de tu cuerpo, que quizá podrías haber evitado gracias a una correcta higiene íntima. Es por eso que en el post de hoy queremos hablarte de ello, y darte unas recomendaciones, que si no las conocías puedes poner en práctica a partir de ahora.

 

¿Sabías que la higiene en tu zona íntima es distinta a la del resto del cuerpo?

 

Tu zona íntima posee unas características y una sensibilidad que otras partes de tu cuerpo no tienen. Es por ello que debes darle unos cuidados especiales, usando productos específicos. Tu piel no tiene las mismas necesidades en esta parte que en el resto de tu cuerpo, ¿verdad?

Si te cuidas la cara, y las manos, ¿no crees que debes darle también importancia a tu intimidad?

Aunque no lo parezca hay numerosas cosas que afectan a nuestro organismo, y especialmente a nuestra parte íntima. Y hay ciertas infecciones que puedes llegar a vivir si no tienes una correcta higiene, con los productos adecuados, y que tu cuerpo necesita.

A continuación, vamos a dejarte una serie de recomendaciones que, si no estás haciendo, es aconsejable que pongas en práctica cuanto antes. Ya que pueden ayudarte a prevenir infecciones y sensaciones molestas. Ya conoces el dicho: prevenir es mejor que curar.

 

  • No uses un gel de ducha convencional a la hora de la ducha. Como te hemos comentado, la necesidad de tu piel no es la misma en esta parte que para el resto del cuerpo. Se recomienda usar un gel especial con PH neutro (esto es muy importante) que no altere el PH de tu piel. Si usas productos que no son adecuados para esta parte de tu cuerpo, puedes producir sequedad en la zona e irritación. Hoy en día hay multitud de productos distintos, que se adaptan a cada periodo de tu vida. ¡Seguro que encuentras el tuyo!

 

  • No laves esta zona con geles perfumados, no son buenos para tu piel. Además, pueden alterar el olor natural de tu parte íntima. Lo que dificulta detectar posibles problemas que pudieras tener, y que se manifiestan por el olor.

 

  • No limpies esta zona con fuerza, pues es una parte muy sensible y delicada. Te recomendamos lavarla con mimo, sin mucha potencia de agua, y preferiblemente con agua que esté tibia, antes que fría o muy caliente. Con esto evitarás dañar tu piel.

 

  • No te excedas en la limpieza de la misma, pues podrías dañar la flora vaginal. Hay que lavar la zona diariamente y de manera minuciosa, pero no es aconsejable hacerlo muchas veces al día.

 

  • Es muy importante secar la zona correctamente, pues no hacerlo conllevaría un exceso de humedad que se acumularía en nuestra ropa interior. Esto favorece el desarrollo de gérmenes e infecciones innecesarias.

 

  • Hay que lavar la zona de delante hacia atrás, igual que hacemos a la hora de limpiarnos después de ir al baño. Con esto evitaremos arrastrar gérmenes y bacterias desde atrás.

 

  • Es preferible que te laves esta zona sin el uso de esponjas u otros elementos, pues son fuente de gérmenes y bacterias. Es mejor que uses tu propia mano.

 

  • Lava tu zona íntima después de tener relaciones sexuales. Mucha gente no lo hace y es algo muy importante.

 

Es indispensable que empieces a realizar tu higiene diaria de esta manera, por todo lo que te hemos explicado anteriormente. No obstante, vamos a darte un par de consejos más, que es necesario que pongas en práctica, ya que son muy útiles y también pueden evitar el desarrollo de problemas que no tienes porqué sufrir:

 

  • La ropa interior es mejor que sea 100% algodón, en lugar de prendas de licra. Te recomendamos este cambio debido a que el algodón es más transpirable. Con esto prevendrás la aparición de hongos por exceso de humedad.

 

  • Evita las prendas de ropa muy ajustadas. A todas nos encantan los pantalones ajustados y los leggins, pero es mejor no abusar del uso de este tipo de prendas, debido a que aprietan la zona. En este caso es mejor decantarse a la hora de vestir por ropa que quede más suelta, o faldas. ¡Con cualquier cosa que te pongas seguirás estando ideal!

 

  • Lava tus prendas intimas por separado con un detergente que no sea muy agresivo.

 

  • Mantén tu ropa interior separada del resto de tu ropa. En un lugar limpio y seco.

 

  • Ten a mano siempre unas toallitas húmedas te proporcionarán higiene, y frescor en tu zona íntima. Las toallitas de Indasec ® limpian la piel manteniendo su PH natural, que como te hemos mencionado anteriormente es muy importante. ¡Puedes llevarlas en el bolso y usarlas en cualquier lugar!

 

  • Si continúas teniendo el periodo, te aconsejamos cambiar de tampón y compresas con regularidad. No es aconsejable dejar estos productos más de ocho horas seguidas.

 

  • No abuses de la depilación intima, pues el pelo protege esta zona. No se recomienda una depilación total. Y ante todo es mejor que si no sabes hacerlo de una manera correcta, acudas a tu centro de estética favorito, donde sabrán asesorarte y hacerlo de la mejor manera posible. Si te rasuras tú misma puedes producir cortes, que pueden llegar a infectarse. Y si lo haces con cera, y no das el tirón “adecuado” puedes favorecer la aparición de moratones.

 

  • Después de bañarte en la piscina o en el mar, es necesario que laves tu zona íntima, para evitar el desarrollo de infecciones de orina.

La higiene íntima es muy importante a lo largo de tu vida, pero sobre todo durante la menopausia. Te recomendamos poner en práctica estos consejos para evitar problemas como picores e irritaciones. Si notas algo raro, como molestias, u olores que no son normales, debes acudir a tu especialista, para poner solución cuanto antes con un tratamiento especializado.

 

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios, y no olvides seguir informada de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

 

¡Que pases un feliz día!

¿Sabías que puedes recuperarte del resfriado comiendo?

¿Sabías que puedes recuperarte del resfriado comiendo?

Con la llegada del frio y la bajada de temperaturas, llega una época que a nadie le gusta: la temporada de gripes y resfriados. En esta época del año nuestras defensas bajan y por ello nuestro organismo es más propenso a padecer cualquier tipo de catarro. Podemos estar baja de defensas debido fundamentalmente a una mala alimentación, aunque pueden influir otros factores como el estrés.

La alimentación es muy importante ya que puede ayudar a prevenir la aparición del resfriado, actuando de escudo protector con nuestras defensas. Comer bien puede ser útil a la hora de aliviar síntomas, haciendo que te repongas antes de la gripe o resfriado.

Como ya sabes, los principales síntomas del resfriado son: la congestión nasal, la tos, fiebre, cansancio, malestar general, dolor de garganta etc.

Hoy queremos hablarte de alimentos que puedes incluir en tu dieta, para pasar por el molesto resfriado de una mejor manera, y consiguiendo incluso aliviar síntomas y que te sientas mejor. Por supuesto, todo ello acompañado de las medicinas que te haya recetado tu médico de cabecera, que normalmente suelen ser medicamentos para aliviar el dolor de garganta como el paracetamol o el ibuprofeno, y en los peores casos suelen ir acompañados de antibiótico. Así que ya sabes: toma nota de nuestros alimentos y que el resfriado no te amargue el invierno.

 

¿Qué alimentos pueden ayudarte con el resfriado?

 

Hay numerosos alimentos que pueden ayudarte con esto, algunos muy conocidos por toda la población y otros no. ¿Quién no conoce el famoso caldo de pollo de la abuela? Seguramente todas lo conocéis por eso hoy queremos mencionaros también otros alimentos beneficiosos.

  • El primer lugar tiene que ser para el caldo de pollo casero (no preparado de envase). Es rico en vitaminas como la A y la C, y contiene además la proteína del pollo. Ayuda a recuperar fuerzas y favorece el sistema inmune y la eliminación de mucosidades. También previene la deshidratación.

 

  • Miel: se recomienda consumir este alimento si tienes dolor de garganta. Un vaso de leche calentita con miel consigue suavizar la garganta. Es perfecto para tomarlo a cualquier hora, pero especialmente antes de irnos a la cama. Pues a mucha gente le cuesta conciliar el sueño debido al dolor de garganta y la tos. Puedes añadir la miel también a tu té favorito.

 

  • Las frutas y verduras que son ricas en vitaminas C, A, y E, ayudan al sistema inmunitario. Dentro de esta categoría encontramos las naranjas (que puedes comerlas peladas o en zumo), el limón (rico en vitamina C) el brócoli y las zanahorias entre otros. Te recomendamos exprimirte un zumo natural de naranja cada mañana. También puedes añadir un chorrito de limón a tus comidas y bebidas favoritas (como el agua). Y para los picoteos puedes incluir zanahoria, que puedes ingerir sola o con humus (ésta última modalidad está ganando cada vez más popularidad).

 

  • Jengibre: este alimento alivia la congestión, y favorece la limpieza del tracto respiratorio. Hay multitud de recetas a las que puedes añadir el jengibre. Quizás la más conocida sea el té de jengibre, pero puedes añadírselo casi a cualquier comida que te guste.

 

  • Zinc: se encuentra en los alimentos ricos en proteínas (carnes, aves, pescados, maricos, etc…) y en frutos secos como las nueces. Acortan la duración del resfriado, por ello te aconsejamos incluirlos en tu dieta, pero especialmente cuando estés mala. Como ya te contamos con anterioridad es mejor que te decantes por las carnes blancas, como las aves, porque contienen menos aporte calórico.

 Queremos darte una receta que combina parte de los alimentos que te acabamos de mencionar y que está riquísima. ¡Apunta!

Pollo con miel y jengibre

Ingredientes:

-Pechugas de pollo.

-Jengibre.

-Limón.

-Soja (opcional).

Pasos:

  1. Precalienta el horno a 200 grados.
  2. Pela el jengibre, rállalo y resérvalo en un bol.
  3. Incorpora en el bol del jengibre, el zumo de limón, la miel, y la soja (como te hemos dicho es opcional). Mezcla todo hasta que esté uniforme.
  4. Cubre la bandeja de horno con papel vegetal.
  5. Baña tus filetes de pollo en la mezcla y estíralos sobre la bandeja.
  6. Colócalos en la bandeja y cocínalos en el horno durante 20 minutos.

 

¡Listo! A disfrutar. Esta receta puede hacerse también con los filetes a la plancha, nunca fritos, porque daría un aporte de calorías innecesario.

 

Otros consejos:

 

  • Hidrátate. La hidratación es vital para tratar el resfriado. Si sufres perdidas leves, no es aconsejable beber antes de irte a dormir, pues podrías favorecer las pérdidas durante el sueño.

 

  • Abrígate. Es importante que salgas abrigada a la calle, especialmente necesitas cubrir la zona de la garganta. ¿Por qué? Sencillo, los cambios bruscos de temperatura influyen. Salir de casa o del trabajo donde estás calentita, al frío de la calle nos afecta. Ten mucho cuidado a la hora de practicar deporte, y no te olvides de salir abrigada del gimnasio. Mucha gente sale sudando de hacer deporte y no se abriga correctamente, porque en un primer momento no nota el frío.

 

  • Hacer vahos. Calienta en un recipiente agua hasta que hierva, inclínate sobre el mismo (sin introducir la cabeza dentro del agua) y cúbrete con una toalla. Respira dentro de este espacio que has creado durante 10 minutos. Con ello favorecerás la limpieza del tracto respiratorio, aliviarás la congestión y te sentirás mucho mejor.

 

Por último queremos dejarte la opción de vacunarte. Hoy en día todos los centros de salud ofrecen vacunarse en época de gripe. Tan solo tienes que pedir cita y acudir el día y a la hora indicada. Prevenir es más sencillo que curar.

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios, y no olvides seguir informada de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Que pases un feliz día!

 

 

Alimentos beneficiosos para tu salud

Alimentos beneficiosos para tu salud

Seguramente ya te sepas todos los síntomas de la menopausia de memoria. Algunos porque los has vivido, y otros porque te los hemos explicado con anterioridad. En el post de hoy queremos contarte una serie de alimentos que pueden ayudarte a sobrellevar dichos síntomas, y serte de ayuda en esta etapa que estás viviendo. No sin antes recordarte que no estás sola, a tu alrededor, y aunque no te des cuenta, hay más mujeres pasando por lo mismo que tú.

¿Qué alimentos pueden ayudarme en la menopausia?

 

Para la menopausia todavía no hay milagros, pero si hay cosas que pueden serte de gran ayuda. En el pasado te hemos dado recomendaciones sobre ejercicios y actitudes que puedes poner en práctica para hacer el proceso más llevadero: ejercicios que puedes realizar, la importancia de la actitud que pongas a la vida etc. Por eso, hoy queremos hablarte de algunos alimentos que, a parte de estar riquísimos, pueden serte útiles:

 

  • Alimentos ricos en fibra: este tipo de alimentos te ayudarán a mantener tu flora intestinal, a estimular el tránsito y con ello podrás evitar el estreñimiento. Dentro de esta categoría te recomendamos consumir los guisantes (como plato principal o guarnición), cereales ricos en fibra, yogures (si son bífidus y 0% materia grasa mejor que mejor), pepinillos (contienen mucha fibra que ayuda a estimular el tránsito y son bajos en calorías), chocolate negro (genial para cuando tenemos un antojo de algo dulce, ya sabes que cuanto más puro sea mejor. Este alimento consigue que nuestro cerebro produzca endorfinas, favoreciendo el buen humor).

 

  • Frutas y verduras: aportan gran cantidad de vitaminas y minerales, y son buenísimas para la salud. Los especialistas recomiendan consumir cinco raciones diarias, aunque durante esta etapa de la vida puedes reducirlo a tres o cuatro, si las que ingieres tienen demasiado azúcar. Dentro de las frutas con mucho azúcar encontramos el mango, la naranja (aunque tiene gran cantidad de vitamina C), el plátano (es fuente de potasio). Estamos en una de las mejores temporadas en cuanto al consumo de fruta se refiere, ya que hay algunas buenísimas como la granada, el higo y la uva. También queremos recomendarte el consumo de piña, porque estimula la producción de serotonina y ayuda a dormir mejor. Además, este alimento favorece la digestión, por lo que te recomendamos que lo consumas en las cenas como postre.

 

  • Lácteos: a lo largo de esta etapa te aconsejamos consumirlos desnatados, o al menos, semidesnatados. Ya que durante la menopausia puede aumentar tu colesterol, es mejor reducir el consumo de grasa en la mayoría de lo posible, y consumir los lácteos desnatados es una de las cosas que puedes hacer. Es mejor que te decantes a comprar los productos ricos en calcio para contraponer la perdida de masa ósea, y es que en esta etapa los huesos pueden volverse más frágiles.

 

  • Frutos secos: el consumo de frutos secos es siempre bueno, pero especialmente durante la menopausia. Esto es debido a sus propiedades antiinflamatorias, y a que contienen minerales y vitaminas. Debes saber que, por lo general, son ricos en calorías, pero siempre puedes consumirlos crudos en lugar de fritos y con ello rebajarás el aporte calórico de los mismos. Además, también puedes comprarlos sin sal en lugar de con sal. En este período del año te recomendamos consumir pipas de calabaza y castañas, son perfectos en otoño y además están buenísimas. Las castañas es mejor comerlas asadas que crudas, puedes meterlas al horno y listo.

Antes de despedirnos queremos regalarte un par más de consejos:

  • Es importante incluir las proteínas dentro de nuestra dieta. Así conseguiremos que sea variada y equilibrada. Aquí queremos hacer un apunte: dentro del grupo de las proteínas es mejor que nos decantemos por consumir las blancas en lugar de las rojas. Esto se debe a que las carnes rojas poseen un mayor nivel calórico y de grasa que las blancas, que poseen el mismo valor nutricional y, además, tienen menos grasa. Dentro de las proteínas rojas encontramos alimentos como la carne de vacuno y la de buey. Mientras que dentro del grupo denominado como blanco encontramos el pavo y el pollo entre otros.

 

  • Evita el consumo de alcohol. Como ya sabes, ingerir bebidas espirituosas no es beneficioso para la salud. Es cierto que hay bebidas mejores que otras. Si sientes el antojo de tomar algo, es preferible que te decantes por una copa de vino, antes que por otro tipo de bebida que puede ser más calórica (es un aporte innecesario de calorías).

 

  • No hagas comidas copiosas, especialmente por la noche, te costará más conciliar el sueño. Una digestión pesada puede alterar completamente nuestro sueño, además, de que sentiremos hinchazón en la zona abdominal. Por ello te aconsejamos hacer cenas ligeras, y esperar un par de horas antes de acostarte, con ello seguro que te cuesta menos dormirte.

 

  • No bebas en exceso antes de acostarte, pues con ello favoreces las pérdidas leves durante la noche.

 

  • Prepara tus menús con antelación. Para conseguir llevar una dieta equilibrada y sin excesos, es mejor prepararse un menú con antelación. Hoy en día hay calendarios para planificarse las comidas, incluso aplicaciones del móvil. Con esto, no solo ahorrarás en la cesta de la compra, al no comprar productos que no necesitas. Sino que también conseguirás tu propósito de mantener una buena dieta. Si lo prefieres puedes consultar a un experto, que será capaz de preparar un menú a la altura de tus necesidades y/o preferencias.

 

Una dieta equilibrada y variada, hará que te sientas más fuerte y sana. Si sigues estas recomendaciones, aparte de las que ya te hemos dado, como realizar deporte, pensar en ti misma, dedicarte momentos para mimarte, y mantener siempre una actitud positiva, conseguirás sentirte mucho mejor. Pasarás por esta etapa de mejor manera, y lo superarás casi sin darte cuenta. ¡Tú puedes con todo!

 

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios, y no olvides seguir informada de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Que pases un feliz día!

¿Sabes que ejercicios realizar en el gimnasio?

¿Sabes que ejercicios realizar en el gimnasio?

Ahora que el frío se ha instalado entre nosotros, ya no apetece tanto hacer deporte en el exterior. La cosa empeora si, además, está lloviendo. Nos suele dar pereza y terminamos por abandonar durante el invierno algo que nos beneficia mucho, como es hacer ejercicio. Como bien sabes practicar deporte tiene muchísimas cosas positivas, entre otras gracias a ello:

  • Te sentirás de mejor humor.
  • Te notarás más enérgica.
  • Consigue disminuir el estrés.
  • Ayuda a que concilies mejor el sueño por las noches.
  • Evitarás el sobrepeso.
  • Reduce el nivel de depresión.

Esto son solo algunos de los beneficios que tiene, hay muchos más. Es muy importante que trates de mantener una constancia en el deporte en todas las etapas de tu vida, pero especialmente durante la menopausia. Ya sabes que puede ayudarte a enfrentar esta etapa de tu vida de una mejor manera, con una actitud mucho más positiva y evitando y/o ayudando a enfrentar algunos de sus síntomas.

Por ello, y para que el clima no sea una excusa queremos hablarte de los ejercicios que puedes realizar dentro del calorcito del gimnasio, evitando mojarte y coger frío en el exterior. No olvides que otra ventaja del gimnasio es que allí contarás siempre con la presencia de un especialista, al que podrás acudir siempre que tengas dudas a la hora de realizar un ejercicio. Nadie mejor que el/ella sabrá aconsejarte que es lo que más te conviene.

 

¿Qué ejercicios puedo realizar en el gimnasio?

Existen multitud de ejercicios y/o actividades que puedes realizar dentro del gimnasio, pero es cierto que a veces nos da pereza o vergüenza preguntar a los monitores o buscar información por nuestra cuenta. Para que eso no te pase vamos a contarte que puedes hacer una vez rota la barrera inicial de apuntarse al gimnasio.

Hay numerosas actividades dirigidas a las que puedes acudir y que pueden ayudarte. Además, contarás con la presencia de un monitor especializado, que será capaz de guiarte y animarte a lo largo de la clase. Eso para muchas personas es decisivo a la hora de decantarse por realizar ejercicio por su cuenta o en conjunto. Así que primero vamos a recomendarte algunas clases colectivas y posteriormente te hablaremos del ejercicio en solitario. Dentro de las clases multitudinarias te aconsejamos asistir a las siguientes:

 

  • Clases de hipopresivos: esta actividad está cobrando cada vez más popularidad entre las mujeres. El objetivo de estos ejercicios es disminuir la presión en el suelo pélvico. Como ya sabes, esto ayuda muchísimo cuando tienes prolapso o pérdidas leves. Dentro de esta clase podemos encontrarnos con mujeres de todas las edades, tanto mujeres que están en la menopausia o post menopausia, como mujeres que han sido madres. Estas clases no se imparten en todos los gimnasios, aunque cada vez más centros se están concienciando de la importancia de estos ejercicios y los están incorporando en sus horarios de actividades.

 

  • Yoga: dentro de esta clase harás estiramientos beneficiosos para tu cuerpo. Y a la par que ejercitas tu musculatura, ejercitarás tu mente. Este deporte gana cada vez más adeptos debido a la gran desconexión y relajación que sientes durante y después de la clase. Ayuda a disminuir el estrés. Es ideal y lo puedes practicar en cualquier lugar. Queremos advertirte que los primeros días serán un reto, pues los estiramientos y ejercicios no son fáciles y no suelen salir a la primera, pero no te rindas a la primera. Con el paso del tiempo, agradecerás incluir esta actividad en tu rutina. ¡Puedes con todo!

 

  • Natación: en su día ya te hablamos de los beneficios de la natación, te lo recordamos aquí. Este deporte también puede realizarse en solitario, pero mucha gente prefiere las clases, ya que en ocasiones puede ser más ameno ser guiada por un monitor especializado. Es perfecto para aquellas personas que tienen los huesos frágiles puesto que no es un deporte de impacto. En el agua te sientes más ligera y capaz de todo. Y lo más importante, sumergirte hace que desconectes, lo des todo, y luego seas capaz de conciliar un sueño profundo y reparador.

Si lo que más te motiva y te convence es el deporte en solitario hay distintos ejercicios que puedes realizar. Una cosa positiva de realizar el entrenamiento por tu cuenta es que no estás sujeto a los horarios de las clases y podrás ir cuando mejor te venga. No olvides que si tienes dudas siempre puedes consultar a un especialista. Algunos de los ejercicios que queremos recomendarte son:

 

  • Andar en la cinta: anteriormente ya te hablamos de los beneficios de caminar aquí. Comprendemos perfectamente que en invierno salir a caminar no apetece mucho, debido fundamentalmente al clima. Pero no tienes porque decir adiós a esta rutina tan saludable y beneficiosa para tu cuerpo solo porque haga frío. Dentro del gimnasio hay cintas para correr o caminar, son máquinas en las que puedes continuar caminando sin moverte del sitio, y en las que puedes regular la velocidad y la inclinación entre otras cosas. No te recomendamos correr en estas máquinas sino estás acostumbrada a ello, o si no tienes el suelo pélvico tonificado y en forma, ya que se considera un deporte de impacto y eso puede afectar a las pérdidas leves. Lo que si te aconsejamos es caminar en dicha maquina, es entretenido y el tiempo se pasa volando. Puedes continuar realizando el deporte que más te gusta sola o acompañada de tu pareja y/o amigas. ¡Pruébalo!

 

  • Pesas: es bueno realizar ejercicios con pesas o mancuernas ya que ganarás fuerza, estabilidad y además tonificaras tu cuerpo. Si sigues una rutina de pesas con perseverancia tu cuerpo lo notará. En la mayoría de los gimnasios puedes encontrar tablas de rutinas con pesas, que podrán servirte de guía.

 

  • Bicicleta: si andar te resulta aburrido siempre puedes optar por la bici. Dentro de los gimnasios suele haber distintos tipos de bicicletas estáticas, en ellas podrás pedalear sin moverte del sitio. Es cuestión de encontrar la que más se adapte a ti. Realizando este ejercicio cardiovascular no solo quemas calorías, sino que favoreces que circule la sangre en tus piernas. Eso es perfecto si tienes las piernas cansadas, algo muy común durante la menopausia. Acuérdate de ajustar el sillín a la altura de tu cadera.

 

Esto son solo algunos ejemplos de ejercicios que puedes realizar, tanto por tu cuenta, como con la presencia y ayuda de un especialista. No te pongas excusas y empieza a hacer deporte (si no lo haces ya). ¡Ya verás como te vas a sentir estupenda!

 

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios, y no olvides seguir informada de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebo ok y en nuestro perfil de Instagram.

¡Que pases un feliz día!

 

 

Cuidados de la piel en invierno

Cuidados de la piel en invierno

Con la llegada del frío nuestra piel puede verse afectada, por ello hay que darle un cuidado extra. Como ya sabes, hay multitud de cosas que pueden afectar a la piel: el clima, el sol, la contaminación, usar productos de baja calidad o que no son los adecuados para tu tipo de piel, etc…

En el post de hoy queremos hablarte de los cuidados que debes dar a tu piel con la bajada de temperaturas. No olvides que la piel es el órgano más extenso que poseemos, y a menudo mucha gente suele olvidarse de darle el trato que merece.

Independientemente del tipo de piel que tengas (grasa, mixta, seca, sensible etc.) es un hecho que hay que prestarle más atención a nuestra rutina en invierno, ya que las bajas temperaturas pueden agredir nuestra piel.

Especialmente, la cara y las manos, ya que son las partes que suelen ir al descubierto durante esta estación, por ello es a las que hay que cuidar un poco más. Pero no te preocupes, si pones en práctica los consejos que vamos a darte, estarás radiante y tu piel lo agradecerá. 

 

¿Qué rutina facial puedo seguir?

Como te hemos comentado anteriormente hay muchos tipos distintos de piel. Lo primero y fundamental es que conozcas el tuyo, pues no conviene usar productos que no son adecuados para tu piel y sus necesidades. Es decir, si tienes la piel grasa, no sería correcto aplicarte una crema o contorno de ojos para piel seca.

Si actualmente no conoces con exactitud cual es tu tipo de piel te recomendamos acudir a un especialista, puedes ir a tu dermatólogo y te dirá con exactitud el tipo de piel que tienes. Aunque, también puedes acudir a tu farmacia de confianza, pues muchas de ellas cuentan con mecanismos de última generación para hacer los estudios de piel. Una vez conozcas tu tipo de piel, el cuidado de la misma será mucho más sencillo. Podrás adquirir los productos apropiados y que vayan a funcionarte.

A continuación, vamos a darte una serie de recomendaciones para que luzcas una piel perfecta:

  • El primer paso en tu rutina facial debe ser la higiene. Es muy importante lavarse la cara con un jabón adecuado. Con ello conseguirás eliminar las impurezas de tu piel y ayudarás a evitar que se obstruyan los poros. Te aconsejamos lavarte el rostro con agua tibia.
  • El contorno de ojos: pasados los 30 años se recomienda empezar a usar este producto. En algunos casos, incluso antes. Ya sabes, mejor prevenir que curar. En esta zona del rostro es donde la piel es más fina, y por tanto es la que más puede sufrir las agresiones externas.
  • La hidratación, junto con la limpieza es otro de los puntos cruciales en tu rutina. Es recomendable tener dos cremas hidratantes distintas, una para usar por las mañanas y otra para por las noches. ¿Por qué? La respuesta es sencilla, tu piel no tiene las mismas necesidades por el día que por la noche. Mientras que por la mañana debes utilizar una crema que te proteja contra el sol (sí, incluso en invierno es muy importante protegerte de los rayos uva), por la noche es necesario que te decantes por una que ayude a regenerar tu piel.

Estos son los tres pasos fundamentales. Si además quieres darle un cuidado extra a tu piel siempre puedes incorporar en tu rutina sérum y tónico facial. Una vez por semana es aconsejable que te realices una exfoliación y te pongas tu mascarilla hidratante favorita.

Consejo: no te olvides del cuello, suele ser el gran olvidado en nuestras rutinas faciales, y con el paso del tiempo eso puede llegar a notarse.

 

¿Cómo puedo cuidarme las manos?

Te recomendamos llevar siempre las manos protegidas por los guantes cuando tengas que salir al exterior en invierno. No vamos a recordarte en este punto la importancia de la limpieza porque tú, que eres una experta en vivir, seguro que ya lo sabes. Lo que sí queremos aconsejarte es que lleves siempre tu crema de manos preferida en el bolso. Con el frio, la piel de nuestras manos puede resecarse en exceso y es bueno aportar un extra de hidratación en esta parte.

Al igual que con la piel del rostro, también te recomendamos exfoliar la piel de tus manos una vez por semana, y aplicarte una mascarilla. Quizás no sabías que podías usar este tipo de productos en tus manos, pues mucha gente lo desconoce. Pero como bien dicen por ahí… las manos de una persona revelan su verdadera edad. Seguro que te estás preguntando porqué te decimos esto. Fácil. La mayoría de personas se cuidan la cara, pero muchas se olvidan de las manos.

Los labios también sufren

¿Cuántas veces te encuentras con los “labios cortados” a lo largo del invierno? Seguro que más de las que te gustaría y es que es muy importante seguir unos sencillos tips para cuidar esta parte tan delicada de nuestra piel y que, a veces, olvidamos un poco.

Para cuidar y proteger nuestros labios debemos evitar humedecerlos mucho con la lengua, a veces hacemos este gesto como medida “paliativa” cuando los notamos secos y agrietados, pero conseguimos el efecto contrario al deseado, es decir, empeorar su estado, y es que los labios, de por sí, producen una fina capa de grasa, pero cada vez que los humedecemos con saliva ésta elimina dicha protección.

Para evitar la pérdida de hidratación debemos utilizar un bálsamo específico para labios que proporcione una película protectora. Además, es muy importante que no te arranques las pieles muertas, por muy antiestéticas y tentadoras que sean. Para eliminarlas sin causar daños a nuestros labios podemos aprovechar la ducha ya que el agua las ablanda y se pueden eliminar con una manopla, exfoliante suave o un cepillo de dientes suave.

Si pones en práctica estos consejos, e incorporas los productos adecuados en tu rutina, lo notarás. Tu piel lucirá más luminosa y radiante, y lo más importante: más sana.

 

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios, y no olvides seguir informada de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Que pases un feliz día!

 

Los beneficios de caminar

Los beneficios de caminar

Según los expertos, puedes entrar en la menopausia a los 40 años o a mediados de los 50 años, dependiendo de cada mujer.  Muchos son los cambios que puedes experimentar, ya que es una fase de transformaciones, tanto físicas como mentales, y una de las más frecuentes es un posible deterioro del equilibrio.

Es importante que tomes conciencia de la importancia que tiene realizar algo de ejercicio físico, como la natación o caminar.  Las actividades físicas te permiten mantener el sentido del equilibrio, fortalecer los huesos y evitar posibles problemas articulares.  Además, mantienes los reflejos de movimientos bruscos y tus músculos mejorarán su elasticidad.

Tu postura cambia

A medida que vas cumpliendo años, tus huesos y músculos comienzan a perder su fuerza y tu espalda puede comenzar a encorvarse. Esto se debe a que tus huesos se van acortando conllevando un cambio en tu postura, lo que puede afectar a tu movilidad y a tu firmeza al caminar.

Es importante señalar que síntomas como los dolores articulares patología se relacionan con el proceso de envejecimiento, y no con el de la menopausia.  Sin embargo, ésta si está vinculada con la osteoporosis, y de ahí se puede entender como una molestia normalizada por el envejecimiento.  Por eso es tan importante prevenir el dolor articular y asegurarnos una buena salud ósea y muscular que nos permita tener una mejor calidad de vida.

 

El equilibrio

Los especialistas señalan que a cualquier edad puedes sufrir problemas de equilibrio, pero si es cierto que pueden aparecer, en mayor medida, con la llegada de la menopausia.  Los expertos mencionan también que el laberinto (situado en el oído interno) es la parte integral de tu equilibrio o sistema vestibular. El laberinto interactúa con tus ojos, tus articulaciones y tus huesos, con el fin de preservar la posición de tu cuerpo. Si hay algo alterado en este sistema puedes desarrollar trastornos del equilibrio.

Por ello es importante que mantengas en perfecto balance tu cuerpo, ya que la pérdida del equilibrio puede ser muy incapacitante para cualquier persona y aumenta las posibilidades de sentir vértigo.

Camina y tu cuerpo te lo agradecerá

Como te hemos comentado anteriormente, es importante prevenir el dolor articular y asegurarnos una buena salud ósea y muscular que nos permita tener una mejor calidad de vida. Una buena forma de mejorar tu calidad de vida y de estabilizar tu cuerpo es realizando ejercicio físico. Hoy te proponemos caminar, sigue leyendo y verás cuantas ventajas te ofrecerá practicar esta actividad:

  1. Disminuirás el riesgo de ser hipertenso, y si eres paciente con hipertensión arterial reducirás los valores de presión.
  2. Verás que tus resultados de colesterol serán muy favorables.
  3. Es una actividad que te permitirá prevenir la aparición de diabetes. Muchos son los estudios que revelan que aquellas personas que no realizan actividades físicas son más propensas a padecer esta enfermedad. Si decides caminar de forma regular, tu organismo procesará la insulina mucho más rápido.
  4. Mejorará tu vida sexual. Es importante mencionar que el sexo y el ejercicio físico van de la mano, pues verá aumentado tu deseo sexual y tu satisfacción.
  5. Tendrás un aumento de los niveles de vitamina D. Es curioso, pero si caminas a la luz del día, incrementarás los índices de vitamina D de tu cuerpo. Esta sustancia es un nutriente difícil de obtener a partir de los alimentos, pero se puede sintetizar a través de la exposición a la luz solar.
  6. Es una buena forma de perder peso. Los expertos afirman que a partir de los 20-25 minutos de haber iniciado la caminata la grasa depositada comenzará a quemarse. Además, construyes músculo. Y no solo eso, también te permitirá reducir la celulitis.
  7. Mejorará tu estado anímico, ya que verás reducidos tus pensamientos negativos, el enfado, la tensión y el cansancio. Te encontrarás con mayor vitalidad y con ganas de comerte el mundo.
  8. Con la práctica de esta actividad trabajarás tus extremidades y mejorará tu circulación. De esta forma, mantendrás en buen estado tus órganos.
  9. Tus huesos te lo agradecerán, pues los estás estimulando y fortaleciendo. Todo ello se traduce en una mejora de la densidad ósea.
  10. Reducirás en un gran porcentaje el riesgo de padecer cáncer de colón y fortalecerás el corazón. Está demostrado que al caminar 30 minutos al día tendrás menos probabilidades de padecer enfermedades cardiacas y accidentes cerebro-vasculares.
  11. Tu estrés mejorará. Puedes relajarte, despejar tu mente, incluso acabar con el temido insomnio.
  12. Caminar es bueno para tu cerebro. La función cognitiva mejora, eso permitirá que te concentres mejor y reducirás problemas futuros.
  13. Mejorará tu postura y evitarás pérdidas de equilibrio.

Esperemos que después de conocer todos estos beneficios de caminar estés pensando en unirte a esta práctica, que puedes realizar en cualquier momento del día, estés donde estés, tanto sola como acompañada.

 

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios, y no olvides seguir informada de este y otros temas de interés en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

¡Que pases un feliz día!