DESCUBRE INDASEC DISCREET® Y QUE NADA TE DETENGA

DESCUBRE INDASEC DISCREET® Y QUE NADA TE DETENGA

Las perdidas de orina llegan de manera inesperada. Puedes notar los primeros síntomas un día cualquiera mientras realizas alguna actividad física o, simplemente, disfrutas de un café en compañía de tus amigas.

Las nuevas Indasec Discreet® están diseñadas pensando en ti. En esas mujeres como tú que sufren pérdidas de orinas leves y ocasionales que no están dispuestas a perderse ningún viaje, la clase de baile de los jueves o las maratones con el grupo de running.

En definitiva, mujeres reales. Mujeres a las que nada les frena y que buscan sentirse DISCRETAS, CÓMODAS y SEGURAS todo el tiempo.

¿La solución? Se presenta en tres formas diferentes: Indasec MINI , Indasec MICROPLUS e Indasec MICRO.Estas tres absorciones ofrecen una mayor discreción, manteniendo la comodidad y seguridad que necesitas. ¿Quieres saber cuáles son sus características principales?

¡Rápida absorción!

La sensación de humedad que provoca la incontinencia urinaria puede generar cierta incomodidad. Nuestras compresas absorben en segundos para reducir la sensación de humedad.

Comodidad las 24h del día.

Los hilos elásticos que incorporan las nuevas Indasec Discreet® ofrecen una mayor adaptación al cuerpo para que te sientas cómoda y protegida. Seguro que nunca imaginaste que “no sentir nada” te resultaría tan placentero.

¡Bye Bye olores!

Indasec Discreet® incorpora la tecnología GelBlock® que ayuda a neutralizar el olor gracias a sus partículas superabsorbentes.

Piel suave y protegida.

Las irritaciones pueden ser un problema común. Las nuevas Indasec Discreet® ayudan a proteger tu piel y mantenerla hidratada gracias a sus nuevas Dermobandas™, que contienen una crema protectora con ingredientes naturales, aloe vera y libre de perfumes.

Siguen el ritmo del cuerpo.

Mientras practicas deporte, cuando vas a la compra… ¿Notas como la compresa se mueve contigo? Las nuevas Indasec Discreet® se adaptan a la forma de tu cuerpo y a tus movimientos mejorando la experiencia.

La vida está para vivirla sin limitaciones. Prueba ahora las nuevas compresas Indasec Discreet® y no dejes que nada te detenga.

Guía para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida

Guía para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida

El verano suele ser una época en la que al tener incontinencia podemos estar más sensibles o que nos sea más difícil conciliar las pérdidas con las características de esta estación.

Normalmente en estos meses la mayoría de nosotras cambiamos nuestras rutinas y nuestros hábitos alimenticios. También varían los horarios y pasamos más tiempo fuera de casa. Todo esto sumado a las altas temperaturas puede ser una combinación que afecte a la dinámica de nuestro día.

El calor, el sol, las duchas frías, las bebidas heladas, el aire acondicionado, las ensaladas, la sandía, los cambios térmicos, el mar, las piscinas… son elementos muy veraniegos que pueden afectar a las pérdidas de orina.
 

Guía Indasec para vivir el verano a tope, con incontinencia incluida:

 
1.- Mantente hidratada.
Cuando hace más calor, perdemos líquidos también a través del sudor por lo que debemos beber el agua suficiente y no dejar de hacerlo por evitar tener pérdidas. También es aconsejable evitar las bebidas irritantes de la vejiga, como el café o las gaseosas.

2.- Cuidado con la humedad.
En esta época de agradables baños en piscinas y mar, ponle un extra de cuidado a la higiene íntima para evitar las infecciones de orina.

3.- Usa ropa suelta.
Los tejidos ligeros como el lino o el algodón, no ceñidos, te aportarán un extra de protección hacia posibles problemas en la piel e infecciones urinarias.

4.- Sigue cuidando tu dieta.
Continuar llevando una dieta saludable y equilibrada, impedirá que aumentemos de peso, y este es un factor de riesgo para la incontinencia. Nos interesan las comidas ligeras en las que haya frutas y verduras variadas, por su contenido en fibra. Los frutos rojos pueden ayudarte a prevenir las infecciones de orina. Evita la comida picante y las frutas o bebidas diuréticas como la sandía o el melóns.

5.- Muévete más.
Disfruta de pasear por la playa, el campo o la ciudad. También podemos aprovechar el tiempo libre para hacer algún ejercicio evitando los de alto impacto o los abdominales. Incluso puede ser una oportunidad para comenzar o retomar nuestra rutina de ejercicios de Kegel. Así mantendremos nuestro suelo pélvico más sano.

6.- Usa el absorbente adecuado.
Usar compresas especialmente diseñadas para la incontinencia te garantizará una buena absorción, transpiración y discreción para que estés cómoda. Sal siempre de casa preparada con tus Indasec® de la absorción adecuada para ti y tu estilo de vida. Y recuerda llevar alguna extra en el bolso por si la diversión se alarga.

 

Tratando de evitar estas situaciones podremos ser más eficaces a la hora de mantener las pérdidas de orina bajo control, también en verano.

Olvídate de tabús que restan y disfruta del verano sin complejos.

Sigue informada de los temas que más te interesan en nuestra página de Facebook y en nuestro perfil de Instagram.

Guía para manejar la incontinencia en los viajes

Guía para manejar la incontinencia en los viajes

¿Te ha pasado alguna vez que al planear un viaje te lo piensas dos veces sobre todo si es un viaje largo? Para que la incontinencia no te de la lata durante el viaje y puedas disfrutar de tus vacaciones sin sentirte insegura te dejamos unos consejos para la hora de viajar.

LA COMPLETISÍMA GUÍA PARA VIAJAR TRANQUILA:

  • Si el medio de transporte que has elegido es el tren o el avión trata de sentarte al lado del pasillo. Así no te dará vergüenza molestar a la persona que se siente al lado (sobre todo si va dormido) y te sentirás mucho más libre de levantarte cuando lo necesites.
  • Si vas en coche planifica el viaje para que puedas hacer paradas cada dos horas para ir al baño y así aprovechas para estirar las piernas.
  • Vístete con ropa holgada y que no te apriete. La ropa ajustada, sobre todo en el caso de los pantalones, no ayuda porque presionan la vejiga. Los tejidos de lino o algodón además permiten una buena transpiración y te sentirás más cómoda.
  • Trata de beber agua un par de horas antes de salir de viaje y ve al baño justo antes. Así no te dará sed durante el trayecto, pero tampoco sentirás necesidad de ir al baño muy pronto. La hidratación es fundamental, especialmente en verano, pero puedes intentar no beber líquidos a partir de las 7 de la tarde para mejorar el descanso nocturno.
  • Evita el té, el café y la cerveza antes del viaje, ya que son diuréticos. También evita beber demasiado de golpe o que esas bebidas estén demasiado frías.
  • Lo mismo ocurre con los alimentos diuréticos como la comida picante, la piña, la sandía, el melón y los espárragos. Todos ellos harán que sientas más necesidad de tener que hacer pipí.
  • Ingerir suficiente fibra evitará el estreñimiento y ayudará con la incontinencia. Sabemos que cuando viajamos muchas veces lo que más echamos de menos es el baño de nuestra casa, cambiamos rutinas y por ello se resiente el tránsito intestinal. Los alimentos ricos en fibra nos ayudarán a regularlo y como estreñimiento e incontinencia están muy relacionados al evitar uno evitamos el otro.
  • Prepara tu kit de compresas Indasec Discreet® para todo lo que dure el viaje y si no vas a poder llevar los necesarios planifica la compra para cuando llegues a tu destino. Siempre lleva alguna de más encima para sentirte extrasegura ante cualquier improvisación de última hora. Con llevar un bolso suficientemente grande está resuelto.

Un buen hábito, en general, pero más importante aún cuando estamos de viaje es tener la costumbre de ir al baño cada dos o tres horas, intentando crear una rutina en la que coincidan todos los días a la misma hora.

Recuerda que no hay de qué avergonzarse ni dejar de hacer las actividades que nos gustan y que disfrutamos. Con estos sencillos consejos y el aliado adecuado puedes seguir con tu vida normal. Vamos contigo donde tú vayas para que no renuncies a nada y sigas haciendo los planes que quieras. ¿Lista para comerte el mundo?

10 consejos para seguir teniendo un pelo estupendo

10 consejos para seguir teniendo un pelo estupendo

Los cambios hormonales, como la caída de los niveles de estrógenos y progesterona que conlleva la menopausia, se dejan ver también en el aspecto del pelo a nivel interno y externo.

En el caso de los estrógenos son protectores del cabello, por lo que sin ellos el pelo se vuelve más débil.

Normalmente se vuelve más fino, se cae más, está más seco y esta falta de hidratación se refleja en el brillo. Aunque influyen otros factores como tener déficit de minerales y vitaminas, poca actividad, estrés o la herencia genética. Existen algunas medidas que podemos tomar para minimizar estos efectos y que, además, al ser buenos hábitos te harán sentir bien a nivel general, te sentirás con más energía y mejorará tu estado de ánimo.

Consejos para cuidar del pelo en la menopausia:

  • Sigue una dieta equilibrada y variada con suficiente cantidad de hierro, vitaminas, zinc, biotina y ácido fólico que incluya verduras de hoja verde, fruta, legumbres, cereales integrales, ácidos grasos (aceite de oliva, pescados grasos, frutos secos, nueces, aguacates) y lácteos desnatados.
  • Evita o reduce los alimentos ultraprocesados, los embutidos, los fritos, los azúcares y las grasas animales.
  • Reduce o elimina el alcohol y el tabaco.
  • Hidrátate e hidrátalo. Bebe al menos un litro y medio de agua al día que ayudará a eliminar toxinas y mejorará el aspecto del cabello y de la piel. La falta de hidratación en el pelo hace que pierda brillo y se vea más seco. Más todavía si hay clima seco y frío. Puedes usar activadores de brillo y productos de hidratación intensa para que esté más suave.
  • No abuses de las planchas y del secador. Pero aún así si los vas a usar protégelo para el calor o elige productos específicos.
  • Cuídalo con productos de calidad. Existen gamas de tratamientos y champús para el cabello fino, para darle vida, más brillo, para pelo teñido, etc. Escoge la que más te convenga y si puede ser de peluquería mejor.
  • Muévete, el ejercicio es bueno porque aumenta el riego sanguíneo y eso repercute en el cuero cabelludo. Elije el ejercicio que más te guste y huye de la vida sedentaria. Mejorará todo en ti, te verás mejor, tendrás más energía y tu piel, tu pelo y tu salud te lo agradecerán.
  • Protégelo del exterior de los factores externos como pueden ser el sol, el cloro, el viento o el frío. Estos le quitan brillo, lo debilitan y hacen que se caiga más.
  • Descansar bien, dormir las horas necesarias y que estas sean reparadoras afecta a todos los niveles, incluido el aspecto del pelo.
  • De igual forma, evitar el estrés en la medida de lo posible es fundamental para descansar bien y para fomentar la regeneración del pelo y la piel. El ejercicio físico o técnicas de mindfulness como la meditación pueden ayudarte mucho con estos dos buenos hábitos.

Hacer estos pequeños cambios en tu rutina merecerá mucho la pena y se verán reflejados no solo en tu pelo, si no en tu salud de una forma holística. ¡Ánimo, estamos juntas en esto!

SALUD, DIVERSIÓN Y… SUELO PÉLVICO

SALUD, DIVERSIÓN Y… SUELO PÉLVICO

Con motivo del Día Mundial de la Salud te queremos proponer un reto: crear un nuevo hábito que cuide y fortalezca tu suelo pélvico.

Fortalecer tu suelo pélvico ayuda a controlar y mejorar la incontinencia. Más allá de los ejercicios de Kegel o de los Hipopresivos queremos mostrarte que hay todo un mundo por descubrir y por probar.

Así que, ya no hay excusa, ni pereza, ni olvidos… Existen distintos gadgets tecnológicos que hacen que fortalecer tu suelo pélvico, sea una divertida alternativa a las rutinas de ejercicios más extendidas y que te pueden ayudar a mantener el hábito de ejercicio diario, aunque sea solo un ratito.

Esta novedosa tendencia se llama BIOFEEDBACK, puede convertirse en tu nuevo “personal trainer” y darte la motivación que necesitas.

El biofeedback de suelo pélvico funciona como si fuera tu entrenador personal, te acompaña y te va diciendo cómo evolucionas cada día. Puedes saber cómo vas progresando y si estas realizando correctamente los ejercicios.

En esta rutina intervienen gadgets que se colocan en la vagina y en muchos modelos están conectados a una aplicación que hay que instalar en el móvil. Mientras haces los ejercicios te indica cuándo y cómo tienes que contraer los músculos y si lo estás haciendo con la fuerza o tensión suficiente. Detectan las contracciones, las cuantifica y las registra por lo que puedes ver la evolución en unos gráficos. En caso de ser necesario, tu médico, especialista o fisioterapeuta lo pueden consultar. Algunos, además, incorporan juegos en los que interactúas con la app mediante tus contracciones que se convierten en saltos o disparos a marcianitos. ¡Es como estar jugando videojuegos! ¿Te lo imaginas?

Al ser divertido es mucho más fácil mantener el hábito y que no abandones. Los profesionales de la salud los recomiendan por su eficacia para controlar las pérdidas de orina, para la recuperación posparto y para mejorar la vida sexual.

Beneficios de usar un biofeedback

·  Registra la actividad de los músculos del suelo pélvico.
·  Mejora la conciencia y el reconocimiento de estos músculos. Puede que confundamos esta contracción con la de los glúteos o los abdominales y no mejoremos porque no lo estamos haciendo correctamente.
·  Mejora la realización de los ejercicios y refuerza el hábito.
·  Tonifica los músculos mejorando el estado actual de nuestro suelo pélvico.
·  Son perfectos para suelos muy débiles que quizá no distinguen cuándo se está contrayendo.
·  Al crear unas gráficas los especialistas pueden llevar un mejor control, saber qué está ocurriendo en cada momento y ayuda con la personalización del tratamiento.
·  Cuando recoge la información algunos crean un plan de entrenamiento con ejercicios acordes a tu estado. Después, se va modificando y adaptando a tus nuevos avances.

Estos dispositivos existen desde los años 70 del siglo XX, pero solo para uso clínico. Gracias a que ahora existen este tipo de aparatos podemos seguir dando mantenimiento a nuestro suelo pélvico desde casa. Esto puede mejorar mucho nuestra calidad de vida y evitar o controlar las pérdidas leves de orina.

Si no conocías los aparatos de biofeedback de suelo pélvico seguramente se te ha abierto un mundo de posibilidades. Las Expertas en Vivir estamos a la última en cuidarnos y si además multitud de estudios los avalan será por algo. ¿Los probarías?

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL DURANTE LA PERIMENOPAUSIA

CONSEJOS PARA EL CUIDADO DE LA PIEL DURANTE LA PERIMENOPAUSIA

La menopausia no es más que el cese total de la menstruación. Qué fácil, ¿verdad? En realidad, esto conlleva una serie de cambios en el plano físico y emocional.

El desconocimiento de esta fase natural en la vida de cualquier mujer viene dado por los tabús entorno a la menopausia, la buena noticia es que cada vez más los vamos superando.

¡Así que fuera tabús! Queridas Expertas en Vivir, la información es poder y esto significa que cuanto más sepamos, mejor, así podremos anticiparnos. Como en cualquier otra etapa por la que hemos pasado, hay una serie de cosas que tenemos que aprender. Nuestro consejo: infórmate, adáptate y acepta los cambios que van sucediendo en ti con naturalidad.

Algunos de esos cambios, como la alteración en los niveles de ciertas hormonas sexuales (como los estrógenos y la progesterona), se dejan ver a nivel de la piel. Este es uno de los cambios más evidentes porque es externo y porque empieza desde la fase de transición, también llamada perimenopausia. Este periodo puede durar hasta cuatro años y es un momento genial para ir preparándonos e incorporando buenos hábitos que luego agradeceremos.

¿Qué le está pasando a mi piel?

Algunos de los síntomas de la menopausia, que empiezan a sentirse en la perimenopausia, son la sequedad y la disminución de grasas cutáneas. Esto se suma a la deshidratación, ya que la piel disminuye su capacidad para retener el agua y recibe menor cantidad de agua y nutrientes. Como consecuencia la piel se muestra más seca, disminuye su grosor y comienza a perder tersura. Incluso podría aparecer acné  a causa del cambio hormonal, sobre todo en la barbilla y el mentón. Vemos como las líneas de expresión van apareciendo y se dejan ver también algunas manchas por exceso de pigmentación.

No a todas nos afectan por igual, lo que suele ser más transversal y común en todas las mujeres es la caída de la producción de colágeno y la deshidratación.

¿Qué puedo hacer para cuidar mi piel?

Para mejorar el estado de nuestra piel y que sigamos viéndonos estupendas, aquí van unos consejitos para ayudarnos a ganar un extra de seguridad y confianza en esta etapa tan especial.

Antes aún de cuidarla, protégela del sol. Usa protección solar, pero no huyas del sol. No es nuestro enemigo, la síntesis de la vitamina D permite una buena absorción cálcica, importante para compensar la pérdida de masa ósea (otro efecto de la menopausia). Existen cremas protectoras específicas para esta etapa con un índice de protección elevado y, además, podríamos usar alguna crema despigmatizante, que aclaran o eliminan las manchas solares. Estas cremas debemos aplicarlas diariamente, no solo en verano, y podemos incluir protección extra como gafas de sol, sombreros, etc.

La hidratación es la clave. Aprovecha el tiempo en casa para beber agua, caldos, infusiones, etc. para combatir la deshidratación. También podemos ayudar a nuestra piel con un tratamiento que combine alfa hidroxiácidos, retinoides (vitamina A) y antioxidantes (vitamina C) que aceleren la renovación celular aportando jugosidad y luminosidad. En las cremas y lociones corporales es preferible elegir las que retengan la humedad y cuiden la barrera hidrolipídica de la piel para mantenerla elástica y firme.

Exfóliate regularmente. Eliminar suavemente las células muertas favorece la renovación celular y suaviza la piel.

La alimentación también ayuda, por supuesto. Seguir una dieta variada, donde predomine la fruta y la verdura, nos aporta las vitaminas necesarias y sobre todo las que tengan efectos antioxidantes como la A, C y E. La vitamina C ayuda a sintetizar el colágeno, que mantiene tersa nuestra piel.

Limita el consumo de tóxicos. Restringir al máximo el consumo de cafeína, tabaco y alcohol mejora la hidratación y absorción de la piel.

El ejercicio mejora la circulación sanguínea. Lo mejor: hacer actividad física moderada, pero constante.

Limpieza y desmaquillantes suaves. Muy hidratantes que respeten tu piel y sin jabón para que no provoquen más desecación. Evita, también, ducharte con agua muy caliente, por la misma razón.

El rey de la hidratación: el ácido hialurónico. Es capaz de atraer y retener el agua, de ahí su alto poder hidratante que da a la piel un aspecto más saludable.

Elige la rutina de piel que más te convenga, incluso puedes probar varias.
¡Cuando la encuentres ya no podrás dejarla!