5 RAZONES PARA PRACTICAR YOGA (SOBRETODO EN LA MENOPAUSIA)

5 RAZONES PARA PRACTICAR YOGA (SOBRETODO EN LA MENOPAUSIA)

Cada vez se está poniendo más de moda, lo practican tanto mujeres como hombres de todas las edades, en cualquier lugar, y cada vez tiene más visibilidad, en gran parte gracias a las celebrities que muestran cómo realizan esta práctica pero, ¿qué sabes del yoga?

¿Qué es el yoga?

Se trata de una disciplina milenaria que va más allá del ejercicio y que se puede practicar a cualquier edad y con cualquier condición física.

Es el conjunto de técnicas de concentración derivadas de una doctrina filosófica hindú que se practican para conseguir un mayor control físico y mental.

¿Qué tipos de yoga existen?

En occidente podemos encontrar diferentes tipos de yoga, por tanto si estás buscando clases debes saber bien cuál es la diferencia entre ellos para apuntarte a la que más se ajusta a lo que buscas o deseas probar.

Hatha Yoga: es uno de los más conocidos, y se caracteriza por la realización de Asanas (posturas de yoga). Una sesión de Hatha Yoga suele incluir una primera parte de meditación o relajación inicial, unos ejercicios de calentamiento (con posturas como el Saludo al sol y el Saludo a la luna) y la realización de Asanas. Finalmente se vuelve al estado de relajación.

Vinyasa Yoga: es parecido al Hatha Yoga, y se diferencia, principalmente, por que las posturas se realizan de forma más fluida, es decir, se permanece menos tiempo en cada postura que en el Hatha Yoga.

– Yoga Iyengar: es una variación del Hatha Yoga que se caracteriza principalmente por la perfección en el alineamiento de la postura y la permanencia en ésta (más tiempo que en el Hatha Yoga).

– Kundalini Yoga: este tipo de yoga se centra menos en las Asanas y más en la respiración (Pranayama), los mantras (frases o sonidos) y la meditación (Dhyana), así como en las Bhandas, Mudras y Kriyas (enfocadadas en los canales energéticos).

– Nada Yoga: es conocido como el Yoga del sonido y se basa en que el sonido es una vibración (forma de energía) que interfiere en nuestros cuerpos, mente y espíritu. Utiliza el sonido Ohm (sonido sagrado que manifiesta el sonido del universo) y ciertos tipos de música. Su objetivo es alcanzar la unión de cuerpo, mente y espíritu.

– Yoga Nidra: es un tipo de meditación que trata de conseguir el “sueño consciente”, meditando manteniéndonos en el estado intermedio entre la consciencia plena y el sueño.

– Bikram Yoga: parte del Hatha Yoga y consiste en una serie de 26 Asanas realizadas en un orden concreto que deben realizarse en una habitación a 40º de temperatura durante 90 minutos. Esta práctica debe realizarse en lugares especialmente acondicionados para ello y te recomendamos que consultes con tu médico antes de realizarla ya que, debido a la alta temperatura, puede no ser recomendable para todos.

¿Cómo iniciarte en el yoga?

Ahora que ya conoces los distintos tipos de yoga, lo ideal es que escojas el que crees que más se adapta a tus necesidades y a lo que te gustaría experimentar al realizar esta práctica. A continuación te vamos a contar qué debes tener en cuenta antes de iniciarte en esta práctica:

Las sesiones de yoga duran, de media, 60 – 90minutos, dependiendo del tipo de yoga. Todas ellas suelen comenzar con una fase de ejercicios de estiramiento y terminar con ejercicios de relajación.

La ropa ideal para practicar yoga es aquella que permita libertad de movimientos, que no tengas que preocuparte si se te sube la camiseta o se te cae el pantalón, y que no te incomode debido a cremalleras, costuras o botones en ninguna postura. Por tanto, lo más recomendable es ropa flexible y ajustada.

– El yoga se practica  descalza por lo que no necesitarás calzado alguno.

– Como al practicar cualquier ejercicio, no es recomendable que comas justo antes de la sesión. Te recomendamos que te planifiques y dejes que pasen, al menos, 2 horas después de haber comido y antes de empezar la práctica.

Beneficios del yoga sobre nuestra salud

El yoga aporta tantos beneficios a nivel físico, mental y emocional que muchas personas afirman que su práctica habitual puede cambiarnos la vida. Para que te animes a hacerlo, si aún no lo has probado, te vamos a contar 5 beneficios que tiene el yoga. Toma nota:

  • Reduce el estrés: la práctica habitual de yoga ayuda a bajar los niveles de cortisol (una hormona que se libera como respuesta al estrés) y la presión sanguínea. Además, mejora el estado de ánimo y la autoestima (la percepción que tenemos de nosotras mismas). Estimula la relajación, hace más lenta la respiración y ayuda a equilibrar el sistema nervioso autónomo.
  • Mejora la respiración: la respiración es una de las partes a las que el yoga presta más atención, llamada Pranayama. El yoga enseña a respirar correctamente, es decir, a respirar desde el diafragma (abdominal o diafragmática). Las Asanas, combinadas con una respiración adecuada mejoran la circulación sanguína, lo que incide positivamente en el cerebro, órganos vitales y extremidades. Equilibra el sistema nervioso, ralentiza el ritmo cardiaco y relaja los músculos.
  • Aumenta la flexibilidad: desde que cumplimos los 3 años de edad comenzamos a perder flexibilidad de forma progresiva, salvo que la trabajemos. Con la práctica de yoga se aumenta la flexibilidad, lo que ayuda a evitar lesiones.
  • Mejora el equilibrio: practicar yoga requiere concentración, es decir, estar presentes en todo momento.
  • Fortalece huesos y músculos: el yoga ayuda a fortalecer los músculos, pero evitando que se acumule ácido láctico en el cuerpo, lo que provoca fatiga y dolor (las conocidas agujetas), y no reduce la flexibilidad. También ayuda a reforzar los huesos, frenando la pérdida de masa ósea. Por este motivo es un gran aliado en la menopausia. El yoga también incide en la salud de la columna vertebral, mejorando la postura.

Ahora que conoces un poco más en detalle esta disciplina. ¿Te animas a probar? ¡Esperamos que nos cuentes tu experiencia!

Como siempre, puedes dejarnos tus comentarios, y no olvides seguir informada de este y otros temas de interés en nuestra página de  y en nuestro perfil de Instagram.

¡Qué pases un feliz día!

Practicar yoga en casa

Como filosofía o como disciplina el yoga es una excelente oportunidad de alcanzar el equilibrio físico y mental que todas ansiamos, de hecho llegar a esa sensación es su máxima. En esta ocasión vamos a centrarnos más en su práctica física repasando los puntos básicos para realizarlo en nuestra propia casa.

El yoga está fuertemente relacionado con el espiritualismo por ello hay que dejar los problemas fuera de la sesión y dedicar ese tiempo a encontrarnos física y mentalmente. Para ello es obligada la calma, para comenzar la sesión de yoga en casa debe tenerse un espacio tranquilo y confortable que nos aporte cierta paz. Es aconsejable realizar los ejercicios sobre una esterilla y hacerlos con ropa cómoda que nos permita una total libertad de movimientos. Por otro lado durante toda la sesión se debe ser especialmente conscientes de nuestra respiración, haciéndolo profundamente y por supuesto sin hiperventilar. Nuestro cuerpo será quien ponga sus propias metas. (más…)

Yoga para fortalecer el suelo pélvico

Una vez que te encuentras con el yoga, no importa el momento de tu vida en que suceda, comenzarás a sentir los beneficios tanto para tu cuerpo como para tu espíritu. Las diversas técnicas y posturas o asanas te exigen física y mentalmente, te mantienen alerta y permiten que conozcas tu cuerpo más en profundidad. Son una gran ayuda, por ejemplo, para fortalecer el suelo pélvico.

Es sabido que la práctica del yoga colabora a mantener tu estado físico general en óptimas condiciones de fortaleza, equilibrio y resistencia, mejora tu respiración, tu postura, la oxigenación y por ende la salud de todo tu cuerpo: desde los huesos hasta la piel. Y la mente, ya que te exige un ejercicio de concentración y focalización muy intenso. (más…)

¿Qué puede provocar menopausia precoz?

¿Qué puede provocar menopausia precoz?

Por fin sin la regla, pero…¿No es un poco pronto?

La menopausia que se produce antes de los 40 años se denomina menopausia prematura. La menopausia que se produce entre los 40 y los 45 años se denomina menopausia precoz. En cualquier caso, se trata de la desaparición de la menstruación un poco antes de lo habitual, ya que suele suceder entre los 45 y 55, siendo los 51 años la edad promedio en España. Se produce una disminución de la cifra de estrógenos y desaparece la regla. La menopausia precoz o prematura puede suceder sin ninguna razón clara, o puede producirse como resultado de ciertos aceleradores. Un 6% de las mujeres atraviesan la menopausia antes de lo usual y entre las principales causas suelen estar:

    • La herencia genética
      En muchos casos es difícil saber qué ha provocado la menopausia precoz y a veces, ocurre sin una causa justificada. Sin embargo, los antecedentes familiares influyen. Entre un 5 y un 30% de mujeres con menopausia precoz tienen un antecedente familiar con el mismo problema.
    • Cáncer o cirugías ováricas previas
      La menopausia precoz puede deberse al tratamiento con radioterapia o quimioterapia. La extirpación de los ovarios pueden ser la causa de que se acelere la llegada de la menopausia. Y en el caso de la cirugía para extirpar el útero puede finalizar la menstruación, pero no causar menopausia porque los ovarios sigan produciendo hormonas.
    • Consumo de determinados fármacos
      También puede anticiparse la menopausia por el consumo de determinados fármacos con los que estemos tratando otras enfermedades y contengan grandes dosis de hormonas.
    • Desequilibrio de vitamina D
      La relación de la vitamina D con la menopausia tiene su núcleo en el déficit de estrógenos y los desajustes hormonales que provoca. Tener niveles correctos de vitamina D puede ayudar a evitar que se adelanten desequilibrios hormonales. Es recomendable exponerse durante 10 o 15 minutos al día sin protección solar, aunque nunca durante las horas centrales del día y protegiendo el rostro.
    • Tabaco
      Las mujeres que fuman pueden llegar a la menopausia hasta dos años antes que las que no fuman y suelen sentir más sus síntomas.
    • Alcohol
      Conviene reducir el consumo de bebidas alcohólicas y no tomar más de 2 cafés al día, ya que ambos pueden provocar una menopausia más temprana.
    • Estrés
      Mujeres con niveles altos de estrés tienen un 80% más riesgo de tener la menopausia precoz. Además, intensifica los síntomas propios de esta etapa.
      Practicar yoga, meditación, realizar alguna actividad que te guste, el contacto con la naturaleza o quedar con amigos nos pueden ayudar a relajarnos. También, algunas infusiones como la melisa y la valeriana nos ayudan a disminuir el estrés y encontrar un descanso reparador.

La menopausia precoz es algo que no se puede prevenir y no podemos cambiar nuestra carga genética. Pero conocer algunas de sus causas nos prepara y podemos hacer ajustes con tiempo en lo que otros factores externos se refiere.

En el caso de ser diagnosticada de menopausia precoz es importante intentar gestionarlo de la manera más normal posible, entendiendo que es algo natural que ha llegado un poco antes. Buscar apoyo en otras mujeres que viven la misma situación y compartir experiencias puede ayudar mucho.

Además, como siempre, en Indasec® os recomendamos llevar una vida equilibrada con una dieta sana, practicar deporte, evitando el tabaco y el alcohol para así lograr tener una mejor calidad de vida y sobre todos ser FELICES y disfrutar de la vida como una auténtica EXPERTA EN VIVIR.

10 consejitos para mejorar la incontinencia urinaria

10 consejitos para mejorar la incontinencia urinaria

Con motivo de la Semana Mundial de la Continencia en Indasec® hemos estado compartiendo una serie de consejos para mejorar la incontinencia urinaria. El lema de este año es #dejadeescapar2021 y aquí puedes ver la versión extendida de esa programación especial, no te lo pierdas.
 

TOMA NOTA DE ESTOS 10 CONSEJITOS

 

1. No retengas la necesidad de ir al baño.
Si tienes ganas de ir al baño, no te aguantes. Intenta ir cuanto antes. Tampoco ejerzas presión al orinar porque podría empeorarlo.

2. Evita “el pipí preventivo”. Ve cuando tengas que ir.
Muy hilado al punto uno está quitarnos la manía de ir al baño por si acaso, aunque no sea necesario y quizá forzarlo sin tener ganas. Otra costumbre que no ayuda, si no justo todo lo contrario es detener la orina mientras haces pis.

3. Busca practicar ejercicio calmado y que no sea de alto impacto.
El deporte siempre es bienvenido, pero si sufres incontinencia urinaria debes tener algunas cosas en cuenta. Lo mejor es evitar saltos y rebotes. Son buenas opciones deportes como la natación, montar en bici, el senderismo, patinaje, hacer estiramientos, pilates y yoga.

4. Evita hacer ejercicios como los abdominales.
No abuses de los movimientos en los que tenemos que levantar el tronco usando la fuerza abdominal.

5. Rehabilita tu suelo pélvico.
Sea cual sea el deporte que has elegido finalmente, compleméntalo con ejercicios de Kegel, Hipopresivos o ejercicios especialmente diseñados para fortalecer el suelo pélvico que pueden ser de yoga y pilates también.

6. Mejor, zapatos sin tacón alto.
Este tipo de calzado cambia la postura y el trabajo de los distintos músculos encargados de equilibrar la columna. Como resultado el perineo se podría debilitar. Algunas malas posturas también ejercen demasiada presión a nivel abdominal y presionan el periné, causando o empeorando la incontinencia.

7. Controla tu peso.
El sobrepeso se considera un factor de riesgo para la incontinencia urinaria ya que hay demasiado peso en el perineo.

8. Evita fumar
La nicotina cambia el colágeno del tejido perineal y favorece la flacidez. Además, muchas veces las personas fumadoras sufren una tos crónica que también daña el perineo.

9. Evita levantar mucho peso.
La carga de mucho peso perjudica el perineo, además de que la columna vertebral se resiente.

10. Bebe menos café y menos té.
La cafeína y la teína irritan la pared de la vejiga, lo que puede causar contracciones y aumentar el riesgo de incontinencia urinaria.

Con este recuento final de nuestros consejos nos despedimos de la Semana Mundial de la Continencia, pero siempre recordamos lo importante que es el autocuidado y la consciencia para ganar en calidad de vida.

Indasec® siempre estará a tu lado para seguir apoyando e informando sobre la incontinencia urinaria.