¿Cuántos tipos de incontinencia urinaria femenina hay?

La definición de la R.A.E sobre la incontinencia urinaria es muy escueta: patología que consiste en la expulsión involuntaria de orina. Pero la incontinencia no siempre afecta de la misma manera, ya que hay tres tipos diferenciados: incontinencia de esfuerzo, de urgencia, y mixta. Cada una de ellas tiene unas características y tratamiento diferentes, y a través de estas palabras vamos a aprender a distinguirlas.

Es muy sencillo, y seguro que os vienen a la cabeza situaciones que todas hemos vivido o escuchado alguna vez. La incontinencia de esfuerzo es aquella que se produce al realizar una actividad que requiera de la fuerza. Levantar la bolsa de la compra o subir escaleras son buenos ejemplos de situaciones en las que puede aparecer este tipo de incontinencia, aunque también la fuerza que se ejerce al soltar una carcajada o un estornudo, puede provocar la expulsión involuntaria de orina.

Los músculos que sujetan la vejiga y la uretra se ven debilitados, de manera que el esfinter no es capaz de cortar el paso de la orina ante la presión que dichos esfuerzos ejercen en el abdomen. Este es el tipo de incontinencia que más afecta a las mujeres, especialmente a aquellas que han tenido embarazos y partos vaginales.
(más…)

Incontinencia: algunos conceptos básicos

Venimos hablando de diversos temas sobre la incontinencia urinaria y posibles caminos para solucionarla o mejorar la calidad de vida de aquellas que la padecen. Creo que nos vendría bien repasar algunos de los conceptos básicos que se refieren a ella y que pueden servirnos para echar luz sobre el tema.

Tanto en la consulta, como en las pruebas previas y en el diagnóstico y tratamiento, escucharemos algunas de las siguientes palabras. Tener una cierta información previa, nos hará sentir mas seguras y confiadas en la opinión profesional. ¡Se trata de nuestro cuerpo! ¡Tenemos derecho a conocerlo! (más…)

¿Bikini o bañador? Esa es la cuestión

Como en los tiempos de Hamlet, cada año nos enfrentamos a esta duda existencial: ¿bikini o bañador? A pesar de habernos puesto a dieta desde el 01 de enero, de no dejarnos tentar por chocolates o tapitas, llega el calor y nos parece que nada es suficiente para estar estupendas en la playa o la piscina.

La decisión de cómo queremos mostrarnos en público con más piel a la vista de lo normal, no es una más. Intervienen muchos factores que pueden condicionar nuestra elección. Algunos de estos factores son objetivos y otros, decididamente, dependen de nuestra propia imagen corporal, de nuestra personalidad y seguridad. (más…)

El placer de pasar el tiempo mirando álbumes en compañía

La semana pasada cené con mis amigas más antiguas, las del colegio, en mi casa. Cuando acabamos el postre nos sentamos en el sofá y estuvimos repasando los viejos álbumes de fotos en los que aparecíamos todas mucho más jóvenes al principio de nuestra adolescencia.

“¿Qué habrá sido de María? ¿Seguirán juntos Emilio y Almudena? ¡La semana pasada me encontré por la calle con Alberto!”, íbamos saltando de tema en tema repasando los sitios que habíamos visitado y la gente que habíamos conocido acompañadas por unas imágenes que teníamos olvidadas. (más…)

Ejercicios perjudiciales para el suelo pélvico

Cuando empezamos un programa de ejercicios, siempre hay que atender la recomendación de consultar con un profesional de la medicina que nos aconseje sobre el programa más adecuado. En caso de tener predisposición a las pérdidas de orina, es especialmente importante que tengamos en cuenta que así como hay ejercicios que favorecen el fortalecimiento del suelo pélvico, hay otros que lo perjudican, al ejercer una presión abdominal sobre este que se traduce en debilidad de los músculos que lo sujetan, produciéndose incontinencia urinaria.

Es bueno que sepamos cuales son estos ejercicios perjudiciales para el suelo pélvico, para que podamos, junto con nuestros monitores, diseñar un programa de ejercicios adecuado y no lesivo. En todo momento nos referimos a mujeres con riesgo de padecer pérdidas de orina, en las que factores como la edad, los partos, la obesidad o la menopausia inciden especialmente.
(más…)